Google usa novelas de amor para entrenar a su Inteligencia Artificial

Los investigadores de Google Brain subieron 11.000 libros no publicados a su red neuronal

Google está usando literatura –desde poesía hasta ficción- para conseguir que su modelo de una red neuronal, que imita a la red similar del ser humano, comprenda mejor el habla humana.

De acuerdo a lo publicado por Quartz, los investigadores que trabajan en Google Brain –el sector de la compañía que investiga la Inteligencia Artificial (IA)- subieron 11.000 libros aún no publicados a su red: 3.000 de esos libros son novelas románticas y 1.500, novelas fantásticas. Así buscan que su "cerebro" pueda acercarse a pensar como lo hace un ser humano.

¿Cómo lo prueban?

Los investigadores cargan en el sistema dos oraciones de los libros antes mencionados y le solicitan que genere oraciones que tengan sentido entre si y que se relacionen progresivamente: comienzan con "estoy bien" hasta "pero tenés que hablarme ahora", y cada oración en el medio deben tener un significado similar a la anterior y a la siguiente para así crear una transición suave. Además, cada enunciado debe ser correcto gramatical y sintácticamente.

El resultado se acerca a la poesía adolescente (en inglés):


no.
he said.
"no," he said.
"no," i said.
"i know," she said.
"thank you," she said.
"come with me," she said.
"talk to me," she said.
"don't worry about it," she said.

it made me want to cry.
no one had seen him since.
it made me feel uneasy.
no one had seen him.
the thought made me smile.
the pain was unbearable.
the crowd was silent.
the man called out.
the old man said.
the man asked.

he was silent for a long moment.
he was silent for a moment.
it was quiet for a moment.
it was dark and cold.
there was a pause.
it was my turn.

there is no one else in the world.
there is no one else in sight.
they were the only ones who mattered.
they were the only ones left.
he had to be with me.
she had to be with him.
i had to do this.
i wanted to kill him.
i started to cry.
i turned to him.


Las primeras oraciones resaltadas son las que los científicos cargaron en el sistema, las que están en cursivas son las que "dijo" la red IA de Google y las últimas resaltadas son de cuando le indicaron que debía detenerse.

Buscan que su "cerebro" pueda acercarse a pensar como lo hace un ser humano.

Los investigadores utilizan literatura juvenil, romántica, fantástica y poesía para que el sistema comprenda que existen diferentes maneras de hablar de acciones similares. Así la empresa creada por Larry Page y Sergúei Brin busca mejorar el reconocimiento de voz de sus distintas aplicaciones y que su asistente virtual Google Now mejore sus predicciones, y además pueda comenzar a responder correos electrónicos a partir de esta tecnología.


Fuente: Infotechnology