Google Glass: renovarse o morir

Los lentes inteligentes serán diseñados "desde cero" y no serán lanzados hasta que no estén "perfectos"
Los Google Glass, tal como se conocían, parecen haber muerto. Tras el reinicio de su desarrollo fuera de Google, poco o nada se ha sabido del futuro de este wearable hasta ahora: su nuevo jefe de proyecto, Tony Fadell, ha dicho que se rediseñará el producto “desde cero”.

Según informó el diario New York Times, no habrá una versión beta de los nuevos lentes inteligentes. Una fuente cercana a la compañía aseguró que Fadell no lanzará el producto hasta que esté “perfecto”, lo que hace pensar que la nueva versión puede demorarse algunos años.

"Los primeros pasos de las Google Glass nos han permitido saber qué es importante y qué no para los consumidores y las empresas", explicó Fadell, un exejecutivo de Apple que se incorporó a Google cuando el gigante tecnológico compró a su empresa Nest a finales del año pasado en una operación multimillonaria: 3,200 millones de dólares.

Antes de que Google anunciara que el proyecto se derivaba a una unidad independiente de desarrollo, se había anunciado que utilizaría un procesador Intel SoC. Los lentes conectados a internet respondían a comandos de voz o simples guiños para realizar operaciones como tomar fotos, grabar video o leer mensajes. Pero estas apenas eran unas funciones iniciales dentro de una gama más amplia de posibilidades. No obstante, su alto precio (1,500 dólares) y la prohibición de su uso en algunos restaurantes, cines y otros lugares públicos, los han convertido en un producto controvertido.

Google también lucha con otro producto: Google+. Su impulsor, Vic Gundotra, dejó la empresa hace casi un año, coincidiendo con un cambio de dirección para la red social, que casi no ha sido mencionada en los resultados económicos de 2014.

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios