Gol para la ciencia uruguaya

El jueves a la hora 16:11 fue lanzado desde Rusia el ANTEL-SAT, el primer satélite uruguayo. Se espera que el viernes sea liberado del satélite italiano al que está acoplado y que el sábado envíe las primeras señales a Uruguay
Dos cuentas regresivas se superponían ayer en Uruguay. Las dos desembocaban en un desafío conjunto, con repercusiones mundiales. Ambas harían historia. Una era la del partido de la selección uruguaya contra la de Inglaterra, que implicaba volver a casa o seguir en carrera en el Mundial de Brasil. La otra era la del lanzamiento del Antel-SAT, el primer satélite uruguayo.

No se trató de un plan mal ideado sino de una coincidencia desafortunada: este gran avance de la ciencia y la tecnología celeste debió competir por la atención que el país le brindaba a La Celeste. Era un partido perdido. Sin embargo, los medios y las redes sociales ayer desplegaron la bandera nacional también para alentar al equipo de técnicos de Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República y de Antel, que durante más de un año trabajaron en el desarrollo, diseño y construcción de este satélite.

El proyecto, que costó US$ 695 mil en total, fue dado por terminado en mayo, cuando la Universidad Politécnica de California (CalPoly) lo certificó como apto para viajar al espacio. Luego de una larga serie de pruebas en Uruguay, el Antel-SAT había viajado a Estados Unidos para más exámenes, como pruebas en vacío y verificación de dimensiones y peso, que el pequeño satélite uruguayo pasó con éxito.

Desde allí, el nanosatélite fue llevado a Roma, para ser acoplado a un satélite italiano. A principios de junio, se anunció que el satélite charrúa de 20 x 10 x 10 centímetros estaba pronto para despegar desde la base rusa de Kosmotras, en Yasny. Fue entonces que se fijó la fecha de lanzamiento: 19 de junio. En Rusia no importó que ese día, a la misma hora, la selección uruguaya se batiría a duelo en un partido decisivo.

De Uruguay al espacio


El Antel-SAT fue lanzado a la hora 16:11 (11 minutos después de haber comenzado el juego en el Arena Corinthians), a bordo del cohete ruso Dnepr. Este gigante de 34 metros de largo fue el encargado de trasladar al espacio al Unit-6, el satélite italiano que, a su vez, llevaba consigo a otros satélites menores que utilizan el estándar CubeSat, como el Antel-SAT. En total, el Dnepr puso en órbita ayer a 37 satélites de 17 naciones.

Desarrollados por CalPoly y la Universidad de Stanford para satélites experimentales, los CubeSat viajan acoplados a un satélite principal en una estructura llamada P-POD. Una vez que el satélite de mayor tamaño alcanza la órbita deseada, los CubeSat son expulsados, comienzan a girar sobre sí mismos hasta que se estabilizan y se despliegan las antenas.

Según se explica en la web del proyecto, un mecanismo llamado “control de altitud” hace posible que el Antel-SAT orbite siempre con la orientación deseada. Así, las dos cámaras que posee siempre miran hacia la Tierra.

Se espera que hoy el Antel-SAT sea liberado desde dentro del Unisat-6 y que, si todo sale bien, envíe las primeras señales mañana.

Histórico


El intercambio de datos se dará entre el satélite y sus estaciones terrenas en Montevideo, una ubicada en Manga y otra en Facultad de Ingeniería.

Las imágenes harán posible detectar y estudiar tormentas y ciclones tropicales, ya que la cámara infrarroja y ultravioleta es capaz de medir la temperatura del agua y la tierra. Esto también ayudaría a identificar zonas de riesgo de incendio, por ejemplo.

Entre otras aplicaciones, se podrá medir el índice verde de las plantaciones, el cual permite conocer el nivel de hidratación, por ejemplo. Se espera que las imágenes estén disponibles en tiempo real, para que también puedan ser utilizadas por centros educativos en diferentes proyectos.

Más allá de sus funciones, el Antel-SAT, es un hito en sí mismo. Representa el primer paso de Uruguay en el espacio y en la investigación científica espacial mundial. El satélite en sí es un puñado de materiales y conocimientos cien por ciento uruguayos, puestos en práctica por un equipo de unas 60 personas que en la tarde de ayer metieron un golazo.

 


Ficha técnica


 

Medidas. El Antel-SAT utiliza el estándar CubeSat. Está formado por dos cubos de 1 litro de volumen y menos de 1,5 kilogramos. Sus medidas son 20 x 10 x 10 centímetros.

Cámaras. Cuenta con dos cámaras: una que saca fotos a color y otra infrarroja.

Estación. El Antel-SAT enviará las imágenes a las dos estaciones terrenas en Uruguay, una en el barrio Manga y otra en la Facultad de Ingeniería. Cada vez que pase sobre el país, el satélite podrá sacar entre tres y cuatro fotos.

Órbita. El satélite uruguayo orbitará la Tierra a una altura de unos 600 kilómetros. Podrá operar entre seis meses y 20 años.

Inversión. En total, el proyecto conjunto de Antel y Facultad de Ingeniería (Universidad de la República) costó US$ 695 mil.


Acerca del autor

Comentarios