Galaxy Note 7: resistente al agua y con reconocimiento de iris

La nueva phablet trae algunas características que la destacan como buque insignia de la surcoreana

Samsung presentó en sociedad el nuevo miembro de la familia Note, la phablet que incorpora un lápiz electrónico, el S Pen, ahora recargado. El Galaxy Note 7 llega con dos características principales: el reconocimiento de iris como medida de seguridad y la resistencia al agua y al polvo.

El Note 7 mejora notablemente la seguridad. A la facilidad de activar el dispositivo con la huella digital, le añade ahora el escáner del iris. Según informó Samsung en la presentación, el algoritmo tardó cinco años en perfeccionarse. Así funciona: el usuario debe mirar directamente la pantalla y, en microsegundos, podrá desbloquear su aparato. Funciona también con lentes de ver y lentes de contacto.

Esta nueva herramienta de seguridad sirve también como contraseña única para aplicaciones de pago bancario o la nueva carpeta segura (secure folder), donde se pueden almacenar documentos importantes.

El S Pen duplica los niveles de presión y afina la punta. No obstante, la innovación más llamativa es que ahora funciona aunque la pantalla esté mojada.

El S Pen duplica los niveles de presión y afina la punta. No obstante, la innovación más llamativa es que ahora funciona aunque la pantalla esté mojada. Otra función nueva es la de "traducir". Esta le permite al usuario traducir palabras con el simple movimiento del lápiz óptico sobre el texto. Otra herramienta es "Aumentar". Esta función hará posible que, al pasar el lápiz sobre un área, se haga más grande, como una especie de zoom. También sirve para capturar GIF al seleccionar un área de la pantalla. La última novedad es "Vistazo" y le permitirá al usuario cambiar de una aplicación a otra con solo apoyar el S Pen en la miniatura de otra app.

Respecto al entretenimiento, el Galaxy Note 7 es el primer móvil capaz de reproducir videos en calidad HDR o alto rango dinámico, un estándar que supera a la alta definición.

Y en materia de diseño, la phablet se asemeja ahora al Galaxy S7 Edge, al sumar bordes curvos. También mejora la resistencia a roturas y quibres en la pantalla al incluir la protección Gorila Glass 5 y, al igual que el S Pen, es ahora sumergible hasta un metro y medio de profundidad durante media hora.

El resto de las características técnicas son idénticas al S7 y a su versión Plus. Pantalla de 5,7 pulgadas con cámara trasera de 12 megapíxeles y delantera de 5 megapíxeles. Lleva un procesador Exynos 8890 Octacore con 4 núcleos a 2,3 GHz y otros cuatro a 1,6 GHz. Llegan con 4 gigas de RAM una memoria interna de 64 GB, ampliable con tarjeta microSD, de hasta 200GB.


Populares de la sección