Filtro de grafeno para la cámara del celular

Gracias a un proyecto español, los smartphones podrán incorporar visión nocturna e infrarroja


El Instituto de Ciencias Fotónicas (ICFO), en Barcelona, en colaboración con la empresa Graphenea, está desarrollando un filtro de grafeno que pueden usarse para las cámaras de los smartphones. El grafeno, conocido como el "material del futuro", tiene una enorme potencialidad. Combina una cantidad de propiedades que no se dan juntas en cualquier otro compuesto, por lo que es capaz de mejorar por completo las condiciones de cualquier superficie donde se aplique.

Los investigadores del instituto han demostrado que se puede integrar un circuito CMOS con el grafeno. Lo que resulta es un sensor de imagen de alta resolución compuesto por cientos de miles de fotodetectores basados en grafeno y puntos cuánticos.

De esta forma la cámara, creada con el sensor, será sensible a la luz ultravioleta, visible e infrarroja. Algo que no se había logrado hasta hoy.

"Hemos diseñado los puntos cuánticos para extender al espectro infrarrojo cercano (1100-1900nm), a tal punto que pudimos detectar el resplandor nocturno de la atmósfera en un cielo oscuro y claro, lo cual permite visión nocturna pasiva", contó Gerasimos Konstantatos, uno de los autores.

El estudio fue publicado en la revista Nature Photonics y ha sido seleccionado como imagen de portada.

"La tecnología grafeno+CMOS permitirá el desarrollo de una gran cantidad de aplicaciones", según Frank Koppens, otro profesor integrante del equipo. "Desde la seguridad y vigilancia, las cámaras de bolsillo y los smartphones de bajo coste, los sistemas de control de incendios, la visión nocturna pasiva así como las cámaras de vigilancia nocturna, los sistemas de sensores para automoción, los sistemas de imagen para medicina, la inspección de alimentos y productos farmacéuticos o incluso la vigilancia ambiental, por nombrar algunos".

Entre las mejoras que podrán experimentar los usuarios, está la posibilidad de sacar fotografías en condiciones lumínicas y climáticas poco favorables. Se podrían detectar fuentes de calor con sólo apuntar con la cámara. También ofrecería la posibilidad de identificar comida en mal estado analizando la composición de la misma.

De acuerdo a los creadores, la idea es que el invento se fabrique a escala masiva. Lo que sí, es que necesitarán de una importante inversión. Hasta ahora toda la investigación se llevó a cabo con fondos estatales españoles, orientados a impulsar la investigación del país.