Filman la primera película en Snapchat

El flime busca captar al público de las redes sociales y se vende en los sitios de video on demand
Los nombres de Andrea Russett y Sean O'Donnell pueden no decirle nada a un uruguayo, pero estos jóvenes estadounidenses acumulan entre ambos una cantidad de seguidores en Instagram equivalente a la población uruguaya, ella con más de dos millones y medio; él aportando otro millón. Russett posee, además, otros dos millones y medio de seguidores en Youtube.

Estas dos celebridades de internet son los protagonistas de Sickhouse, la primera película realizada exclusivamente para Snapchat. Este filme de terror está compuesto por miles de los videos de 10 segundos que se difunden por esta red social, que componen un filme de 68 minutos. El resto del elenco está integrado por actores y el youtuber JC Caylen.

La película sigue una trama clásica dentro del cine de terror: un grupo de amigos jóvenes se arriesga a meterse en una casa abandonada en el medio de un bosque, aún a sabiendas de que la casa tiene un pasado turbio y que se afirma que está embrujada.

El giro de esta película es que está construida en base a las "publicaciones" de los protagonistas, aplicando la tecnología moderna para un relato de terror como sucedió recientemente con Eliminar amigo, que utilizaba Facebook, Youtube y Skype como herramientas narrativas.

Todos los videos utilizados, filmados a lo largo de cinco días con iPhones, fueron subidos en tiempo real a la cuenta de Russett (sin que el público supiera que se trataba de una película), y acumularon 100 millones de vistas. Ahora, recopilados, fueron vendidos como película a plataformas de videos on-demand como Vimeo, donde los espectadores deben pagar US$, 5.99 para ver una "versión extendida" con material extra de la historia.

El filme fue producido por Indigenous Media, un estudio que combina medio tradicionales como el cine y la televisión como diferentes plataformas digitales, desde la realidad virtual hasta redes sociales.
La empresa apeló a una campaña viral para complementar la producción de la película, con un sitio web y una página en Facebook que relataban el pasado turbulento de la cabaña que aparece en el filme.

"Pensamos que hay grandes oportunidades para contar estas historias ricas y de calidad de forma nativa en estas plataformas de forma nativa. Lo que queremos hacer es encontrar una forma de reempaquetarlas para otras plataformas. No nos interesa crear contenidos que se muestran una vez y no vuelven a aparecer en otra parte", dijo Jake Avnet, uno de los directores de Indigenous, al portal Deadline.