Falsificaciones "made in China"

El 41,3% de los productos vendidos en los portales de comercio electrónico de ese país en 2014 eran falsos o de baja calidad
El 41,3% de los productos vendidos en los portales de comercio electrónico de China en 2014 eran falsos o de baja calidad, según un informe oficial remitido a la Asamblea Nacional Popular (ANP, Legislativo) citado hoy por el diario oficial China Daily.

El documento mostró también que las quejas de los consumidores chinos relacionadas con las ventas por internet se cuadruplicaron el año pasado con respecto a 2013 para alcanzar las 77.800, con lo que representaron un 92,3% del total de reclamaciones.

Solo un 58,7% de los productos investigados cumplían con los estándares de calidad y eran auténticos.

El informe, elaborado para hacer un seguimiento de la aplicación de la Ley de Protección de los Derechos y los Intereses de los Consumidores, fue presentado este lunes en una reunión de la Comisión Permanente de la ANP.

"Ignorar los derechos de los consumidores y vender falsificaciones son elementos notorios de la industria de comercio en línea", dijo Yan Junqi, vicepresidenta de la Comisión Permanente de la ANP, en declaraciones citadas por China Daily.

La investigación del Legislativo evidenció algunas de las grietas de un sector en plena ebullición que el año pasado incrementó sus ventas más de un 40% y facturó 2,8 billones yuanes (442.000 millones de dólares, 402.000 millones de euros).

El documento también recogió que el Ministerio de Comercio chino considera que la venta de productos falsos y de mala calidad son las principales preocupaciones del sector.

El pasado mes de enero un estudio preparado por la Administración Estatal de Industria y Comercio y la Asociación de Consumidores de China afirmó que un 41% de los productos vendidos por las principales tiendas virtuales chinas era falso.

Aquel trabajo originó una airada protesta del líder del mercado del comercio electrónico en China, Alibaba, y un cruce de acusaciones entre la empresa y las autoridades del país que se saldó con un acuerdo para reforzar el control sobre las falsificaciones.
Fuente: EFE