Facebook y su censura selectiva

La red social generó un escándalo al prohibir una foto en la que aparecía una mujer mostrando sus pechos pero permitió un mensaje xenofóbico que la acompañaba

Olli Waldhauer es un fotógrafo alemán que a través de una fotografía dejó a la vista de todos la censura selectiva que tiene Facebook con respecto al contenido que suben los usuarios a la red.

Pezón censura

Waldhauer intentó publicar en su cuenta una foto de una mujer desnuda con los pezones descubiertos y un hombre debajo con un cartel con la oración en alemán: "Kaufft Nicht Bein Kanaken"; en español "No compres inmigrantes". Además utilizó la palabra "Kanaken", un insulto muy popular contra los turcos que en la década de 1970 se empleaba para referirse a los italianos, españoles y griegos.

El fotógrafo agregó un pie de foto muy controversial a la imagen: "Solo una de estas personas incumple las reglas de Facebook". ¿Qué pretendió señalar con eso?

Como Waldhauer lo esperaba, su "experimento" dio resultado. Facebook no le permitía subir la foto original pues lanzaba un aviso de que era material inapropiado. Sin embargo, al ocultar los pezones de la mujer, la imagen podía subirse normalmente. Pero, ¿y los mensajes racistas? Eso parece no importarle a Facebook.

El fotógrafo tomó una captura de pantalla del aviso que le arrojó la red y añadió al pie de la foto: "¿Puede darme una explicación, Señor Facebook?, seguido del hashtag #NippelStattHetze, es decir, Pezonesenlugardeodioracial.

Luego de todo lo sucedido el fotógrafo agregó enojado: "¡A Facebook le da igual el mensaje!".

Pero esta red social no es la única que tiene ese "doble discurso" con respecto a lo que permite o no en sus páginas. Instagram participó de un hecho idéntico al mencionado, al eliminar una fotografía subida por una usuaria en la que se podía ver la sombra de su pezón.

Sombra pezón

Instagram le informó a la mujer que su publicación incumplía "con las normas comunitarias". Además agregó que esas normas exigen que las fotos y vídeos "resulten apropiados para un público diverso".

Otras fotografías que censuró Instagram fueron la fotografía de dos mujeres a la cuáles se le veía el vello púbico sobresaliendo de la ropa interior o la de una mujer obesa en bikini.

La censura de cualquiera de las dos imágenes demuestra como la red elige qué eliminar de su página y que no. Pues miles de modelos publican sus fotos en bikini u hombres suben fotos donde se puede apreciar su vello, como fue el caso del cantante Justin Bieber; sin tener ningún tipo de problema.