Facebook, Twitter, Google y Microsoft borrarán los mensajes de odio

Las empresas acordaron con la Unión Europea a revisar y eliminar todo contenido violento en menos de 24 horas

Facebook, Twitter, Google y Microsoft se han comprometido ante la Unión Europea a revisar y borrar los mensajes que incitan al odio en menos de 24 horas desde que reciben la notificación.

El nuevo código de conducta, propuesto por la Comisión Europea, pretende frenar la tendencia al racismo y a la xenofobia en las redes sociales que parece haberse exacerbado luego de los atentados terroristas de París y Bruselas y con la crisis de refugiados que afecta al continente.

Para Vĕra Jourová, responsable de la Comisión Europea en cuanto a Justicia, la necesidad de eliminar este tipo de mensajes es "urgente": "Las redes sociales son, desafortunadamente, una de las herramientas con las que los grupos terroristas radicalizan a los jóvenes además de promover odio y violencia".

El terrorismo yihadista ha encontrado en la red el mejor escaparate para exhibir sus victorias, viralizar sus atrocidades y sumar seguidores a sus filas. Prueba de ello fue la decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff en 2014. A través de 1.500 cuentas se lanzaron 3.000 tuits en árabe y en inglés apoyando la ejecución que llegaron a 2,5 millones de usuarios.

"No hay lugar para el discurso de odio en Facebook", dijo Monika Bickert, jefa de Gestión de Política Global en la red social

El código de conducta es, en gran parte, una continuación de los esfuerzos de las empresas para combatir el discurso de odio en sus sitios como el desarrollo de herramientas para que los usuarios informen sobre mensajes violentos y la capacitación del personal para manejar este tipo de solicitudes, informó Reuters. Twitter, por ejemplo, ha suspendido más de 125 mil cuentas desde mediados de 2015 por amenazar o promover actos terroristas, principalmente relacionados con Estado islámico.

El califato del Estado Islámico cuenta con un ejército de aproximadamente 46 mil fieles en Twitter, según el estudio elaborado con datos de 2014 por la Brooking Institution. Una cifra que presumiblemente será mayor hoy en día, dada la repercusión que ha logrado el grupo terrorista en este tiempo y que ha empujado a la red social a clausurar los perfiles de miles de usuarios.

Karen White, responsable de Política Pública en Europa de Twitter, señaló: "Hay una gran diferencia entre libertad de expresión y expresiones que incitan a la violencia y al odio, estas van en contra de las leyes de Twitter".

Facebook, por su parte, ha estado trabajando con el gobierno alemán para combatir de manera más proactiva el contenido racista o xenófobo después de enfrentarse a las críticas iniciales del ministro de Justicia de ese país. En sus normas comunitarias, la empresa alerta de que todo contenido que fomente el odio o contenga imágenes explícitas de violencia será eliminado.

Para ello, la red social cuenta con un equipo atento a las denuncias de los usuarios que revisa y elimina los contenidos inapropiados. Facebook no hace público el número de perfiles bloqueados.

Una de las mayores preocupaciones de Google es el uso que puedan hacer los grupos yihadistas de su plataforma de video YouTube. Para evitar la difusión de contenido violento o que incite a cometer actos terroristas, la compañía ha habilitado una etiqueta bajo el título "promueve el terrorismo" para que los usuarios puedan denunciar y proceder a retirar el video.

"Tenemos sistemas eficientes para revisar las notificaciones válidas en menos de 24 horas y eliminar el contenido ilegal", aseguró Lie Junius, responsable de políticas públicas en Google.

De forma paralela, Google ha puesto en marcha varias iniciativas, con ONG y destacados youtubers, para promover la tolerancia y luchar contra la radicalización. La compañía también apoya una serie antiyihadismo llamada Abdulla-X, dirigida a jóvenes en Reino Unido vulnerables a los mensajes extremistas.

Microsoft, por ejemplo, habla específicamente en sus términos de uso de prohibir cualquier llamada a la violencia o al odio dentro de sus servidores y más recientemente, incluyó las publicaciones y contenidos terroristas.


Fuente: Cromo y Expansión

Populares de la sección