Fabrican un vehículo con una impresora 3D

Día y medio tarda el Strati en estar listo para andar. Todavía es un prototipo pero su carrocería impresa reduce tiempos y costos
Entre 38 y 44 horas se necesitan para que el Strati sea construido o, mejor dicho, impreso. Es un vehículo con componentes del Renault Twizy y cuya peculiaridad es que la carrocería se realiza con una impresora 3D.

Local Motors, una compañía estadounidense de Phoenix, acaba de presentar este vehículo eléctrico capaz de alcanzar los 66 km/h y que, según sus ingenieros, puede andar hasta 200 kilómetros con una sola recarga de la batería.

Una vez impresa la carrocería del Strati, se necesitan dos horas más para ensamblar la unidad de potencia. Dicho sistema de propulsión se ha tomado del mencionado Renault Twizy, incluidos el volante, los mandos y el cuadro de instrumentos.

Hasta el momento, el prototipo se ha probado solo en exhibiciones, pero la idea de Local Motors es fabricarlo en serie, siempre que obtenga las pruebas de homologación. De hecho el ahorro de costos es muy elevado ya que los responsables de la compañía estadounidense aseguran que el Strati se compone de 40 piezas en lugar de las 20.000 de un vehículo convencional.

Se necesita una impresora 3D especial de las que solo hay dos en Estados Unidos, pues crean las formas del vehículo a partir de material sintético reforzado con fibra de carbono. Una vez impresa la carrocería, el equipo de montaje se encarga de acoplar los elementos móviles del Strati.

El costo de producción se reduce ostensiblemente pero también los tiempos, ya que Local Motors explica que el proceso se podría reducir a la mitad: 20 horas para la carrocería y una para el ensamblaje. E incluso aumentaría las opciones de personalización a un módico precio. Según fuentes cercanas a la compañía, el Strati podría costar unos US$ 18.000.

 

Vía Expansión.

Comentarios