Este es el plan de Kodak para volver a las grandes ligas

La icónica fabricante de rollos y cámaras busca reposicionarse lanzando una cámara profesional que, a la vez, es un smartphone
La empresa fotográfica que nació en 1888 y se declaró en bancarrota en 2012, busca regresar a jugar nuevamente junto a las grandes empresas fabricantes de dispositivos electrónicos y su plan incluye monetizar todo el peso de la historia que trae consigo su nombre: una nueva cámara fotográfica que a la vez funciona como smartphone.

En este caso el orden de los factores sí altera el producto: en el nuevo Kodak Ektra, presentado hace poco más de una semana, la cámara es más importante que el teléfono. La potente cámara del iPhone 7, recientemente lanzado, tiene 12 megapixeles, mientras que el nuevo dispositivo diseñado por Eastman Kodak y Bullitt Group, tiene 21 megapixeles. Y la cámara frontal llega a los 13, mientras que la del Samsung Galaxy S7 tiene 5.

El CEO de Kodak y responsable de su paulatino resurgimiento, Jeff Clarke, dijo durante el lanzamiento: “Kodak tiene una rica historia en tecnología de tratamiento de imágenes y el lanzamiento del teléfono inteligente Kodak demuestra nuestro compromiso constante de llevarle a nuestros consumidores los últimos avances en la fotografía”.

Por su parte, Charlie Henderson, representante de Bullitt Group, habló con el portal de la BBC: “El celular está diseñado para los entusiastas de la fotografías”, pero que no acostumbran a llevar su equipo profesional consigo. En este sentido, agrega: "El equipo cuenta con opciones avanzadas para ajustar los disparos, los filtros y el zoom, un programa de edición, la capacidad de grabar video en calidad 4K y hasta un botón externo para tomar fotos que recuerda a las cámaras antiguas.”

El nuevo equipo tiene un diseño de cuero negro que viene con el archiconocido logo de Kodak estampado en bajorreleve; y el nombre del equipo es el mismo que el de la primera cámara portátil, lanzada en 1941. Ektra está diseñado para un público de nicho, y seguramente por eso Kodak buscó a Bullit, una especialista en este segmento. Henderson lo explica así: “Este celular se destacará en un mar de teléfonos blancos y negros de metal”.

La cámara principal dispone de funciones Réflex o DSLR, que incluye un sistema de control que automatiza las funciones que se ajusta dependiendo de la luz circundante. Tiene todas las posibilidades que brindan las cámaras profesionales y además el teléfono incluye software de tratamiento de imágenes altamente especializado.

Las capacidades del equipo se parecen al resto: pantalla de 5 pulgadas, 32 gigas de memoria y un procesador con 3 gigas de RAM. Viene con Android 6.0 Mashmallow. Comenzará a comercializarse en diciembre de este año y saldrá US$ 550.

Fuente: Infotechnology

Populares de la sección