Este dispositivo le permite visualizar sus pensamientos (o algo así)

A partir de mediciones de la actividad neural se pueden sacar bocetos de las imágenes recordadas

La idea de un dispositivo que puede materializar las memorias de uno a partir del aire parece solamente derivarse de la ciencia ficción. Pero en un nuevo estudio, investigadores pudieron bocetar con bastante precisión los pensamientos de los participantes simplemente escaneando sus cerebros. Está ayudando a los científicos a entender cómo funciona la memoria en el cerebro humano y podría ser un primer paso hacia la posibilidad futurística de leer mentes.

Investigadores de la universidad de Oregon mostraron a un grupo de participantes, todos enchufados a una máquina de resonancia magnética, una serie de fotos de caras humanas. Ellos siguieron la actividad cerebral de los participantes a medida que miraban cada imagen, mapeando la actividad neural en un código de números que corresponden a las características de cada cara. Esta parte del experimento representó la función de aprendizaje de máquinas, midiendo cómo el cerebro registra los números asignados con cada cara.

Luego, cada participante, todavía en la máquina, vio la imagen de una nueva cara. Usando lo que habían observado, los investigadores programaron una computadora para reconstruir la cara basándose en la actividad neural de cada participante. ¿El resultado? El boceto de la computadora cobró un gran parecido con la nueva imagen vista por el participante.

Los investigadores determinaron la precisión de la computadora mostrándole la imagen original y el boceto de la computadora a un nuevo grupo de participantes y pidiéndoles que compararan las imágenes, con preguntas como "¿Es la cara femenina o masculina?" o "¿Es la piel clara u oscura?". Las respuestas de los participantes fueron las mismas para las dos imágenes. El nuevo boceto de la computadora reflejaba la cara procesada por los cerebros de los participantes anteriores.

Luego se les mostró a los participantes dos imágenes de caras a la misma vez y se les pidió que eligieran una de ellas en su cerebro. Se retiraron las imágenes y el programa de la computadora escaneó su actividad cerebral, intentando recrear la cara en su memoria. Los bocetos que resultaron eran menos precisos que en el primer experimento, pero los investigadores midieron los valores de los pixeles de la recreación versus el original, y hallaron que tenía un 54% de precisión.

"Funciona mejor que el azar, pero solo un poco", dijo Brice Kuhl, uno de los investigadores. "Nuestro estudio provee la prueba de concepto de que los patrones de la actividad cerebral puede ser traducida en visualizaciones de caras específicas, pero la precisión de nuestro método no es lo suficientemente alta como para tener confianza de que funcione en cualquier visualización".

Los investigadores Kuhl y Hongmi Lee dijeron que el estudio reveló información relevante acerca de cómo el cerebro procesa la memoria.

"Sabemos que esta región del cerebro 'se prende' cuando las personas recuerdan algo, pero ha habido mucho debate acerca de por qué se prende", dijo Kuhl. "Nuestro mayor hallazgo fue que los patrones de actividad en esta región del cerebro llevan información acerca de lo que las personas están recordando".

Un entendimiento más profundo de la relación del cerebro con la memoria podría ser útil para estudiar el Alzheimer u otro desorden de la memoria.

Pero, ¿qué pasa con la parte de "leer la memoria", la idea de que esta máquina extrae imágenes de las memorias de las personas? Kuhl y Lee no se atreven a llamar su experimento una "verdadera lectura de mente". "Ciertamente pensamos que es emocionante poder ver cosas en la ciencia ahora que antes eran solo de la ciencia ficción", dijo Kuhl. "Pero dejamos a los otros soñar con formas en que estos métodos pueden ser utilizados con otros propósitos".
Fuente: Karen Turner, The Washington Post

Populares de la sección