Escombros viajan rumbo a la estación espacial

El laboratorio espacial deberá ser movido a una órbita diferente para evitar una posible colisión. Allí viven tres astronautas rusos, dos estadounidenses y uno japonés
El Centro de Control de Misión del programa espacial ruso dijo que moverá la Estación Espacial Internacional (EEI) a una órbita diferente para evitar una posible colisión con un fragmento de escombros.

Nadyezhda Zavyalova, vocera del Centro de Control de Misión, señaló que el módulo ruso Zvevda encenderá cohetes de propulsión para realizar la operación el jueves a las 07:22 a.m. hora de Moscú (0322 GMT).

La estación espacial realiza maniobras de evasión cuando la probabilidad de colisión excede uno en 10.000. Hay seis astronautas —tres rusos, dos estadounidenses y uno japonés— a bordo del laboratorio espacial.

El vecindario de la estación espacial, que flota a 418 kilómetros de la superficie de la Tierra, está lleno de escombros que pueden dañar su estructura, pero suelen mantenerse a una distancia segura. Según cálculos de la NASA, son más de 21.000 los fragmentos orbitales mayores a 10 centímetros se encuentran atrapados en la órbita de la Tierra.

A pesar de que todavía no se han registrado problemas mayores, a los expertos les preocupa que la basura espacial en la órbita se esté convirtiendo en un problema creciente para la industria espacial.

Hace solo una semana, la EEI ya había analizado mover su órbita debido a la amenaza de dos trozos de basura orbital: los fragmentos de un cohete indio y un antiguo satélite ruso.

Comentarios