¿Es un buen momento para comprar un iPhone?

Aunque el iPhone 6s sea un buen móvil, no ha solucionado algunos de los mayores problemas de los smartphones

Hay tres cosas que debe recordar si va a comprarse un iPhone:

  1. El próximo siempre será mejor.
  2. Apple siempre intentará venderle un iPhone.
  3. Los iPhone suelen salir en setiembre, por lo que el precio de los actuales baja.

Júntelas todas y obtendrá una regla patentada: No compre un iPhone a mitad de año. Espere a que salga el nuevo.

Este año hay muchas razones para esperar: aunque el iPhone 6s sea un buen móvil, no ha solucionado algunos de los mayores problemas de los smartphones, la mayoría relacionados con la duración de la batería. Además, Samsung ha lanzado el Galaxy S7, el mejor hardware móvil que se pude comprar ahora mismo.

Sin embargo, el próximo iPhone podría devolverle el trono a Apple. Según mis compañeros de The Wall Street Journal, se parecerá mucho al actual y no presentará entrada de auriculares, pero probablemente sea mucho más fino y resistente al agua y traiga mejoras de cámara.

Hay otra gran razón para esperar: probablemente, su próximo teléfono le dure mucho. Por eso debe elegir cuidadosamente, esperar a que salgan las características que suelen ser más importantes y hacer lo posible para que su viejo teléfono siga funcionando.

¿A qué estoy esperando?

Salvo los altos mandos de Apple, nadie está seguro de cómo será el próximo iPhone. Sin embargo, sumando la información de mis compañeros y la mía, podemos unir muchas piezas del puzle. Un portavoz de Apple se negó a hacer declaraciones sobre lo que vendrá.

El ciclo de actualización del iPhone se ha vuelto muy predecible. Un año se introduce un diseño nuevo. Al siguiente, actualizaciones clave como un sensor de huellas dactilares o una pantalla táctil 3D. Se espera que, este año, se rompa la tradición.

¿Por qué ahora? Neil Cybart, un analista de Apple, declara que "al actualizarse cada vez con menos frecuencia, a partir de ahora cada modelo nuevo tendrá dos o tres argumentos de venta principales".

En el modelo de este año, parece que dos de esos argumentos son una mayor resistencia al agua y un menor grosor que nos hace abandonar un puerto con el que hemos vivido desde los Walkmans: el de los auriculares. Serán remplazados por unos cascos inalámbricos o por unos auriculares de Apple que se conectan a la entrada del cargador.

Mi reacción inicial fue de indignación, pero luego probé un pequeño experimento: Durante los cinco últimos días, he tapado el puerto de auriculares de mi iPhone con un trozo de cinta adhesiva y todavía no he recurrido al Xanax.

Hace poco compré los nuevos cascos QC35 de Bose que eliminan el ruido. Vale, es molesto tener que cargarlos, pero también lo es desenredar los auriculares.

Probablemente, Apple podría venderles algún tipo de candado electrónico a todas las personas que tienen buenos auriculares y que quieren conectarlos a su nuevo iPhone.

El próximo iPhone tendrá mejoras notables en áreas que no contemplaba el iPhone 6s. Se espera que el modelo de 5,5 pulgadas tenga cámaras de doble lente para mejorar la calidad general de las fotos y la profundidad de campo, y que el más pequeño, de 4,7 pulgadas, tenga una única cámara con un mejor sensor.

El software que se va a utilizar en el próximo iPhone, el iOS 10, incluye una mejor organización de las fotos y se espera que la acompañe un mayor almacenamiento; el punto de partida para el nuevo modelo será de 32GB, según declara una persona relacionada con los planes de Apple.

¿Qué cuestión importante queda? La batería. No me importa que el próximo Apple sea ultrafino si tengo que llevar una voluminosa funda con batería. El reciente iPhone SE dura al menos dos horas más que el iPhone 6s.

¿Cómo sobrellevar la espera?

Si desea comprar un teléfono nuevo, probablemente se deba a que el que tiene está en las últimas. Tenga en cuenta estos consejos para alargar la vida de su iPhone:

  • Arregle la pantalla rota. Busque el mejor precio de reemplazo y, si luego puede vender el teléfono, recuperará algo del dinero.
  • Compre una batería de apoyo. Si la batería se descarga pronto, es síntoma de un iPhone viejo.
  • Si no quiere gastarse tanto, adquiera una funda con batería barata.
  • Libere espacio. Subir una copia de seguridad a la nube le ayudará a que su móvil funcione mejor. También puede fijarse en las aplicaciones que más espacio consumen.

Tal vez, al final decida que no quiere el nuevo iPhone. Tal vez, haya resucitado su viejo teléfono y ahora vuelva a gustarle. Tal vez, prefiera los auriculares al progreso o le guste más la idea de ahorrarse el dinero de un nuevo teléfono.

O, tal vez, acabe optando por el Samsung Galaxy S7.


Fuente: Expansión