Encuentran el cráter perdido que dejó el Apolo 16 en la Luna

Un investigador identificó la zona del impacto del cohete Saturno V que ocurrió en 1972

Después de décadas de incertidumbre, el lugar del impacto en la superficie lunar de partes del cohete Saturno V de la misión Apolo 16 ha sido identificado en imágenes de la nave LRO de la NASA.

La misión Apolo 16 fue la quinta de la NASA en llevar a los seres humanos a la Luna. Uno de los experimentos de la tripulación consistió en estrellar la fase 3 del propulsor Saturno V sobre la superficie del satélite para tomar medidas sísmicas. Por desgracia, un mal funcionamiento hizo que se perdieran los datos de seguimiento del cohete.

Aquello sucedió el 19 de abril de 1972, un día y medio antes de que la nave Orión alunizara. Ahora, 43 años y medio después, un investigador llamado Jeff Plescia, del laboratorio de física aplicada de la Universidad Johns Hopkins, dijo que por fin resolvió el misterio. Para conseguirlo utilizó las imágenes en alta resolución que ofrece la sonda Lunar Reconnaissance Orbite.

Las partes fueron encontradas en Mare Insularum, a unos 250 kilómetros al suroeste del cráter Copérnico: 1.921 grados norte, 335,377 grados este.