Encontraron ballena muerta en Punta del Este

Dinara estudiará las muestras del cuerpo de una falsa orca que apareció en la parada 16 de la Playa Mansa


 

En la tarde de este jueves hallaron una ballena muerta en la costa de Punta del Este. El animal de la especie conocida como falsa orca fue encontrado en la parada 16 de la Playa Mansa.

El cetáceo es una hembra de 2,80 metros de largo. La encontró la bióloga marina Verónica Iriarte, que decidió meterse al agua y atarla. Un ciudadano argentino aportó su camioneta para la tarea y evitar que la corriente se llevara al animal. Según contó la científica a El Observador, “la idea era subirla a la costa para poder hacer la necropsia”.

Si bien Iriarte no logró terminar la necropsia, extrajo muestras genéticas que fueron enviadas a la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (Dinara). El animal no tenía marcas ni heridas que revelaran un choque con embarcación ni captura de redes. Según la bióloga, esta especie de cetáceos no está en vías de extinción y es muy común en la zona. También explicó que es común el varamiento natural de este tipo de ballenas.

Causas y diagnósticos


Richard Tesore, responsable del centro de SOS Fauna Marina de Punta Colorada, dijo que en el Río de la Plata no hay estudios suficientes que permitan establecer causas concretas en la muerte de cetáceos.

De todas maneras, aseguró que en el mundo existen causas recurrentes, como el tráfico de embarcaciones, la contaminación por metales pesados, varamientos por infecciones en los oídos y redes de pescadores. Tesore aseguró que, de todos los varamientos que ha visto, no se han podido establecer causas. “Son teorías, pero no diagnósticos concretos. Por lo menos, en mi experiencia en estos años. Hay países que están más avanzados y tienen otros medios”, afirmó el director de SOS.

Para Tesore, el gran aumento de embarcaciones en el Río de la Plata colabora con la muerte de ballenas.

En febrero de este año, Rodrigo García Píngaro, coordinador de la Organización de Conservación de Cetáceos (OCC) y consultor de la Universidad de Oregon, Estados Unidos, declaró a El Observador que habría una “señal” de que la causa de muerte de las ballenas tendría relación con el daño auditivo provocado por las exploraciones sísmicas de la búsqueda de hidrocarburos.

Iriarte consideró que es "casi imposible" que esta ballena falleciera a causa de explosiones sísmicas porque estas ocurren en el talud continental, a 200 millas de la costa.

 


Comentarios