En la agridulce espera

Entre la euforia y la desconfianza, Apple lanzará este martes la nueva generación del iPhone y/o una versión más barata. ¿Qué se espera en Uruguay y el mundo?


Las presentaciones de Apple son las que más expectativa generan en la industria tecnológica y en el público, en especial cuando del iPhone se trata. A dos años de la asunción de Tim Cook como su CEO y a poco más de la muerte de Steve Jobs, su gurú innovador, la compañía tiene que demostrar en ese lanzamiento anual que su creatividad y capacidad para revolucionar la vida cotidiana siguen intactas. Y todo eso deberá pasar este martes.

La invitación al evento establece la cita en las oficinas centrales de Apple, en Cupertino, California, bajo el eslogan: “Esto debería iluminarle el día a todos”. Es decir, con el secretismo que caracteriza a la empresa. De todos modos, son varios los rumores sobre lo que podría presentar.

En primer lugar, se especula con el lanzamiento del llamado iPhone 5S, un smartphone con características físicas similares a su predecesor (iPhone 5), pero mejorado en sus particularidades técnicas y con alguna función única a revelarse. En lo técnico, tendría un novedoso dual-flash led para mejorar aquellas imágenes que se tomen en ambientes de poca iluminación, además de los 12 megapíxeles de definición. Un procesador más rápido, batería más duradera y un posible sensor de huellas digitales, que se utilizaría para que el usuario desbloquee el aparato de forma más segura, son otros avances que incluiría el dispositivo, el cual, además de estar en sus clásicos blanco y negro, también se vendería en color champagne.

Por otra parte, se espera que la empresa pueda tener al menos alguna sorpresa adicional. La idea y necesidad de contar con un teléfono inteligente más barato está dando vueltas desde hace bastante tiempo y esta puede ser la oportunidad ideal para el lanzamiento, más teniendo en cuenta el dominio de la competencia en la gama media. En este sentido, Apple abandonaría el lema de Jobs de que “el usuario no sabe lo que quiere”, y se pasaría a ofrecerle al público lo que viene pidiendo.

El iPhone 5C, tal como se le ha llamado por cheap (“barato”), tendría una carcasa de plástico y podría conseguirse en una amplia gama de colores, según las imágenes filtradas.

También se especula con que Apple mostrará con mayor detalle las funcionalidades más originales de la nueva versión de su sistema operativo móvil, iOS 7.

Además, para hacerse del mercado de los “viejos” iPhone (o sea, los modelos 4, 4S y 5), que se venden usados de manera informal o en sitios de subastas como eBay, Apple lanzó en Estados Unidos un programa de reciclaje de sus teléfonos. Los usuarios podrán entregar sus iPhone a cambio de un crédito para la compra de uno nuevo. El máximo a recibir, en caso de poseer un dispositivo en buen estado, sería de US$ 280. La medida, a su vez, tendrá un “impacto positivo sobre el medioambiente”, indicó la empresa en un comunicado.

Nada está asegurado, pero lo cierto es que la compañía debe rendir la prueba de fuego ante sus fieles consumidores (que se ven tentados por una muy competitiva oferta) y sus exigentes inversionistas (cada vez más nerviosos por la pérdida de participación en mercados como el asiático frente a empresas como Samsung Electronics y otros fabricantes de dispositivos con Android).

Los uruguayos y la manzana


Cada vez hay más consumidores de smartphones en el mundo y Uruguay no escapa a esa tendencia. Se calcula que alrededor del 12% de los celulares que circulan en el país hoy son inteligentes y las cifras van en ascenso.

Según Fernando Leis, director de marketing de Movistar Uruguay, “la rotación del iPhone representa cerca del 40% de los smartphones premium que se comercializan mensualmente dentro del segmento. En rotación, le siguen equipos de alta gama con sistema Android y luego los Blackberry”.

Para Pablo Dalmao, responsable de terminales de Claro Uruguay, “el mercado uruguayo se está volviendo un gran consumidor de smartphones en general”. Y agregó: “Es innegable que el iPhone es la marca más aspiracional de los terminales de alta gama”.

Dalmao también explicó: “La marca funciona muy bien y hemos logrado atraer muchos clientes que no pertenecían a Claro gracias al acuerdo de comercialización que tenemos con Apple”.

En Uruguay, los modelos iPhone 4, 4S y 5 son los más requeridos por el público y se pueden conseguir, dependiendo de la compañía telefónica, por precios que van desde US$ 280 con un plan con contrato hasta US$ 1.500, que es lo que vale el último modelo libre para cualquier compañía.

La mayoría de las empresas consultadas manifestaron que estarán atentas al nuevo lanzamiento y que lo tendrán disponible en el mercado uruguayo ni bien se permita su comercialización en la región. Ahora solo resta esperar.

 



Mañana seguí el evento de lanzamiento de Apple en vivo desde Cromo.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios