En el Sistema Solar existe agua más antigua que el Sol

Este nuevo estudio abre la posibilidad de que haya vida en los exoplanetas que orbitan otras estrellas de nuestra galaxia
Parte del agua existente en el Sistema Solar es anterior a la formación del Sol, según un estudio publicado el jueves por la revista científica Science. El mismo abre la posibilidad de que haya también vida en los exoplanetas que orbitan otras estrellas en nuestra galaxia.

Durante años, los investigadores han tratado de determinar si el agua que se encuentra en el Sistema Solar procede de la nebulosa molecular que rodeaba al Sol, de la que nacieron los planetas, o si fue creada antes de que una nube fría de gas formara el "astro rey".

La investigación, liderada por Lauren Cleeves, de la Universidad de Michigan, Estados Unidos, ha recreado un modelo informático que analiza las condiciones químicas entre las moléculas de agua formadas en el Sistema Solar hace 4.600 millones de años. En particular, los expertos se han centrado en el estudio el deuterio, un isótopo estable del hidrógeno, presente en el agua, en meteoritos y cometas.

El equipo determinó que los procesos químicos dentro de los discos protoplanetarios del Sistema Solar primitivo no pueden ser responsables de los índices de deuterio hallados actualmente en el agua encontrada en cometas, lunas y océanos de ese sistema.

Así, una parte notable del agua del Sistema Solar no pudo formarse después que el Sol y, por tanto, una cantidad de hielo interestelar sobrevivió a la creación de ese sistema.

Eso significa que, si otros sistemas planetarios en la galaxia se formaron de la misma manera que la nuestra, esos sistemas habrían tenido acceso a la misma agua a la que accedió el sistema solar, sostienen los investigadores.

Vida más allá de la Tierra


"La amplia disponibilidad de agua durante el proceso de formación de planetas abre una perspectiva prometedora sobre la prevalencia de vida en toda la galaxia", apuntan los investigadores, que recuerdan que, hasta ahora, el satélite Kepler de la NASA ha detectado 1.000 planetas extrasolares confirmados.

"Este es un paso importante en nuestra búsqueda para saber si existe vida en otros planetas", indicó Tim Harries, del Departamento de Física y Astronomía de la universidad británica de Exeter y miembro del equipo investigador.

Con la identificación de la herencia del agua en la Tierra "podemos ver que la manera en la que se formó nuestro sistema solar no ha sido única, y que los exoplanetas surgen en ambientes con abundante agua", señaló Harries.

En este escenario, agregó el experto de Exeter, "se plantea la posibilidad de que algunos exoplanetas podrían albergar las condiciones adecuadas y los recursos hídricos, para que evolucione la vida".

Comentarios