En busca de vida más allá del Sistema Solar

Investigadores suecos recibieron becas por unos US$ 350 mil para encontrar y analizar atmósferas en exoplanetas
"¿Hay vida más allá de nuestro sistema solar?", se pregunta la Universidad de Uppsala, Suecia. Para responderlo, sus estudiantes de astronomía recibieron becas por unos US$ 350 mil de la Fundación Knut y Alice Wallenberg. Los científicos deberán buscar y analizar las atmósferas que rodean a los planetas similares a la Tierra, es decir, a los exoplanetas.

En 1995 se descubrieron los primeros exoplanetas, hallazgo que "impulsó un considerable desarrollo de instrumentos para tratar de encontrar más planetas alrededor de otras estrellas. Estos esfuerzos condujeron al descubrimiento de cientos de planetas extrasolares, que por supuesto plantearon la cuestión de si hay planetas como la Tierra en otros sistemas solares y si estos planetas pueden sustentar la vida. Hasta ahora se ha determinado que los exoplanetas con una masa y composición similar a la Tierra existen", explica la universidad en un comunicado.

Ahora, el paso lógico, es buscar planetas con atmósferas, "el factor más importante en la estabilización de la temperatura y la distribución de calor solar a través de la superficie de la Tierra", se agrega. Es también en la atmósfera donde existen moléculas capaces de demostrar que existe vida en este planeta.

El nuevo observatorio


Las primeras observaciones de grandes exoplanetas similares a Júpiter fueron realizados con el instrumento CRIRES en uno de los telescopios de 8 metros ubicados en el Observatorio Europeo del Sur, en Chile.
Se sabía con anterioridad que varios exoplanetas tenían una atmósfera. Sin embargo, hasta ahora no ha sido posible estudiar la composición de estas atmósferas", indició la Universidad de Uppsala en un comunicado

Sin embargo, la tecnología actual no permite saber cuál es la composición de la atmósfera de los exoplanetas.

Los científicos de Uppsala Nikolai Piskunov y Stempels Eric dirigirán ahora un proyecto internacional llamado CRIRES +, que se basará en aquel instrumento. "La reconstrucción se espera que demore 2 años y medio, y el nuevo instrumento, con sus nuevos detectores, será más sensible y más estable", indicó la universidad.

Y agregó: "Para la próxima década, CRIRES + será el único instrumento en el mundo equipado para estudiar las atmósferas de los exoplanetas. La próxima generación de grandes telescopios se espera que esté disponible en la década de 2020".

Populares de la sección

Comentarios