Ellos fueron los asistentes más jovenes y viejos de la WWDC 2017

Con 10 y 82 años, representan una nueva y diversa generación de programadores

Una década atrás, la gran mayoría de los asistentes de la conferencia anual de desarrolladores de Apple eran hombres de mediana edad. Pero la tecnología apuesta cada vez más a la inclusión y la diversidad. En esta edición, el asistente más joven fue un niño de 10 años, mientras que la mayor fue una mujer de 82.

wwdc

Yuma Soerianto viajó a San José desde la ciudad australiana de Melbourne. Tiene 10 años y a los seis años ya estaba creando sus propias páginas web.

El niño, que ganó uno de los pases que sorteaba Apple para poder asistir al evento, desarrolló un juego para iPhone llamado Let's Stack. Yuma también ha creado otras aplicaciones como una enciclopedia para catalogar Pokémon, una calculadora y una app del tiempo en la que un pato le indica al usuario cómo debe vestirse.

wwdc

Del otro lado del espectro se encuentra Masako Wakamiya, una mujer de 82 años que viajó a la conferencia desde Japón, también gracias a las entradas sorteadas por Apple.

Cansada de que todas las aplicaciones móviles estuvieran enfocadas al público joven, creó su propia app para contar la tradición del Hinamatsuri, celebración de la salud y bienestar de las mujeres japonesas.

La aplicación de Wakamiya narra cómo se celebra esa tradición, haciéndolo a un ritmo pausado para que cualquier persona de edad avanzada pueda entender.