El verdadero significado del colesterol

Los estudios muestran que la gente le tiene miedo, pero que desconoce en qué medida hace mal y cuándo es beneficioso. Esto es lo que deberías saber
Estudios de alrededor del mundo muestran que, aunque la mayor parte de la gente se preocupa por su colesterol, menos de la mitad saben los niveles recomendados o entienden lo que esos números significan para su salud.

"Hay mucha confusión y controversia alrededor del colesterol", expresa Dariush Mozaffarian, cardiólogo y profesor asociado de medicina y epidemiología en la Facultad de Medicina de Harvard. "Hay incluso más confusión entre los científicos que lo investigan", agrega.

Esa confusión puede llevar a los pacientes y doctores por el mal camino. Por eso Mozaffarian y muchos otros médicos están trabajando para eliminar los mitos sobre el colesterol.

"Las personas hablan y escriben sobre el colesterol como la grasa que obstruye las arterias", dice Mozaffarian. "Pero esta idea de que comés algo, se mete en tu sistema sanguíneo y obstruye tus arterias, es simplemente falsa. Nada remotamente cercano a eso sucede".

Ni siempre causado por los alimentos ni siempre malo


Un estudio de 2006 en casi 50.000 mujeres mostró que una dieta baja en grasa no protegía de las enfermedades del corazón o de un derrame cerebral. A su vez, una investigación de 2014 que, en coautoría con Mozaffarian, analizó los datos de 76 trabajos con más de 600.000 participantes, encontró escasa evidencia para apoyar las recomendaciones de que las personas eviten las grasas saturadas, el tipo que se encuentra en alimentos como la carne roja, manteca y queso, y que siempre ha sido visto como malo para la salud del corazón.

La mayor parte del colesterol en el cuerpo no proviene de la comida, sino que lo genera el propio cuerpo. El hígado produce una sustancia parecida a una grasa o cera, que es uno de los componentes (junto con el calcio y otros restos) de la placa que puede obstruir las arterias y causar ataques de corazón, así como ciertos tipos de accidentes cerebrovasculares.
Hay mucha confusión y controversia alrededor del colesterol", expresa el cardiólogo Dariush Mozaffarian

De hecho, la mayoría del tiempo, el colesterol no está ahí para causar problemas, sino que navega a través de la sangre haciendo trabajos importantes. Ayuda a producir hormonas claves como el estrógeno y la testosterona, a sintetizar la vitamina D, y construir y mantener las membranas celulares. Todo esto es "absolutamente necesario" para la buena salud, dice Michael Blaha, director de la investigación clínica en el Centro Johns Hopkins Ciccarone para la Prevención de la Enfermedad Cardíaca.

Para transportar y almacenar el colesterol, el hígado lo empaqueta en las lipoproteínas, partículas que son parte de grasa y parte de  proteína. Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) transportan el colesterol a las células del cuerpo, mientras que las lipoproteínas de alta densidad (HDL) las traen de regreso al hígado, donde se recicla o se excreta. Las pruebas de colesterol o "paneles de lípidos" miden los niveles de lipoproteínas que circulan en la sangre, junto con los triglicéridos, que son las grasas que a menudo están empaquetadas con las lipoproteínas.

En un sistema cardiovascular saludable, LDL, HDL y triglicéridos están en equilibrio. Fumar, la falta de ejercicio, la obesidad, la mala alimentación y otros factores pueden descontrolar el balance y eso es lo que sienta las bases para la acumulación de placa y las enfermedades cardíacas, dice Mozaffarian.

La conexión con enfermedades


Hasta hace poco, los médicos se centraban en el nivel de colesterol total (la combinación de LDL y HDL en la sangre) en pacientes con riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca, asegura Paul Ridker, director del Centro de Prevención de Enfermedades Cardiovasculares en el Hospital de Mujeres de Boston.


"Los estudios mostraban que los niveles altos de colesterol eran uno de los factores de riesgo más importantes para que se produjera un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular, y teníamos evidencias de que la reducción del colesterol disminuía estos riesgos. Pero no podíamos asegurar nada más", cuenta Ridker.
El riesgo de enfermedades del corazón se debe a más cosas que el colesterol. ¿Usted fuma? ¿Se mantiene activo todos los días? ¿Come bien? Todo eso importa. La clave es su salud integral y no solo un único número en un pedazo de papel", dice Mozaffarian

Varios estudios, entre ellos uno que hizo un seguimiento a más de 11.000 hombres y mujeres por 11 años, han demostrado que los niveles altos de colesterol LDL (comúnmente conocido como colesterol "malo") están asociados con un mayor riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Los triglicéridos elevados también pueden significar un problema. Un análisis de 2007 encontró una asociación significativa entre los niveles altos de triglicéridos con ataques (cardíacos fatales y no fatales) y accidentes cerebrovasculares. Sin embargo, estudios que datan de la década de 1970 han demostrado que los altos niveles de HDL o colesterol "bueno", parecen proteger justamente contra los ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Estos hallazgos han llevado a muchos médicos a probar y evaluar los niveles de LDL, HDL y triglicéridos de forma individual.

¿Qué se recomienda?


Aunque la investigación es compleja, la esencia de la cuestión es simple. Blaha dice: "El HDL es bueno, cuanto más tenés, menor será el riesgo de padecer enfermedades de corazón. Y en todo lo demás, hay que mantener los niveles bajos".

"Básicamente, los alimentos son algo más que colesterol o simplemente la grasa en ellos", reitera Mozaffarian. "Tenemos que comer de manera saludable, alimentos mínimamente procesados, especialmente plantas, aceite de oliva y frutos secos, y no definir esos alimentos por los nutrientes que tienen o les falta", agrega.

"El riesgo de enfermedades del corazón se debe a más cosas que el colesterol", dice Mozaffarian. Y continúa: "¿Usted fuma? ¿Se mantiene activo todos los días? ¿Come bien? Todo eso importa. La clave es su salud integral y no solo un único número en un pedazo de papel", aunque tampoco haya que descuidarlo.

Específicamente, el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de Estados Unidos recomienda un nivel de colesterol total de menos de 200 miligramos por decilitro de sangre, un nivel de LDL inferior a 100 mg / dL y un nivel de HDL mayor de 60 mg / dL para una buena salud. Los niveles óptimos de triglicéridos deben estar por debajo de 100 mg / dl, de acuerdo a una declaración científica, en 2011, de la Asociación Americana del Corazón.

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios