El verdadero precio del comercio

Esta actividad internacional amenaza al 30% de las especies animales en peligro de extinción
El comercio no es solo compra y venta de bienes y servicios. Es también una actividad que amenaza al 30% de las especies animales en peligro de extinción, informó la revista científica Nature. América Latina es una de las regiones más afectadas por esta actividad.

El estudio, llevado a cabo por las universidades Charles Sturt y de Sidney (Australia), analizó el impacto de las prácticas vinculadas al comercio internacional –como el transporte o la contaminación derivada de la producción– de 15 mil materias primas producidas en 187 países diferentes sobre 25 mil especies animales.

"En una economía globalizada, el comercio internacional de productos como el café, el té, el azúcar o los textiles ha acelerado la degradación de los hábitats de numerosas especies", explicó en su artículo Manfred Lenzen, experto en medioambiente e investigador de la Universidad Charles Sturt.

Sus conclusiones, publicadas dos semanas antes del comienzo en Río de Janeiro de la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible Río +20, apuntan al comercio del café como el responsable del riesgo de extinción de un mayor número de especies, sobre todo en México, Colombia e Indonesia.

Se debería, en ese caso, a que la expansión de los cafetales para producir más café invadiría el hábitat de las especies amenazadas.

Con América Latina a la cabeza


México se destaca como el país latinoamericano con más especies en peligro (622) y con un mayor número de productos destinados a la exportación relacionados con este problema (85).

Colombia, con 430 especies y 51 productos exportados, aparece en el segundo lugar, seguida por Brasil (356 especies en peligro y 35 productos exportados), Perú (268 especies y 61 productos exportados) y Argentina (187 especies y 73 productos exportados).

Sin embargo, los países exportadores con más especies amenazadas en su territorio se sitúan en el sudeste asiático y el peligro se debe principalmente a la producción de café, cacao, coco y aceite de palma.

En esa región, se destacan Indonesia (con 745 especies en peligro), Malasia (546), Filipinas (482) y Papúa Nueva Guinea (304).

Por otra parte, Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia y Reino Unido son los destinatarios finales de la mayor parte de los productos vinculados a la pérdida de biodiversidad, subrayó Lenzen.

En este sentido, solo las importaciones alemanas están vinculadas al riesgo de extinción de 395 especies en todo el mundo.

El mono araña, que habita en bosques tropicales de países latinoamericanos como México o Brasil y cuya supervivencia está en peligro por la expansión de las plantaciones de cacao y café, destacó en el estudio como la especie más amenazada por el comercio internacional.

"Nuestro estudio subraya la importancia de examinar la pérdida de biodiversidad como un fenómeno global, en lugar de estudiar de forma aislada a los causantes de la contaminación y de la degradación de los hábitats", afirmó Lenzen, quien confía en la responsabilidad de los consumidores para frenar esta situación.

Populares de la sección

Comentarios