El veneno de la mamba negra es la nueva morfina

El tóxico que secreta la serpiente más venenosa de África podría utilizarse como un analgésico tan potente como la morfina, pero sin sus efectos secundarios
El veneno de la mamba negra, la serpiente más venenosa de África, podría utilizarse como un analgésico tan potente como la morfina, pero sin sus efectos secundarios, según publicó el miércoles la revista científica Nature.

El veneno de la mamba negra (Dendroaspis polylepis polylepis, su nombre científico) contiene unos péptidos que los investigadores han bautizado como "mambalgins" y que, al inyectarlos en ratones, produjeron una analgesia tan fuerte como la morfina.

Sin embargo, estos roedores no sufrieron algunos de los efectos adversos más comunes de la morfina, como las dificultades respiratorias, según explicó la investigadora Anne Baron, del Institut de Pharmacologie Moléculaire et Cellulaire de Valbonne, Francia, y autora principal del artículo.
Las mamba negras son rápidas, nerviosas, letalmente venenosas y, cuando se ven amenazadas, son altamente agresivas", indica National Geographic

"Los efectos analgésicos de estos péptidos son tan fuertes como los de la morfina, pero como no afectan a los receptores de los opioides, están desprovistos de sus efectos secundarios", precisó Baron.

Por este mismo motivo, Baron espera que esta sustancia no genere dependencia o adicción en los ratones, pero este aspecto aún está por confirmar.

Un gran paso para la ciencia


Investigaciones anteriores habían concluido que las toxinas de ciertas serpientes pueden aliviar el dolor al inhibir la producción de una serie de proteínas conocidas como canales iónicos sensibles al ácido, que se encuentran en el sistema nervioso central y periférico y que desempeñan un papel fundamental en los estados de dolor persistente.

Comprender el funcionamiento de estos canales es "esencial" para el desarrollo de nuevos y mejores analgésicos, añadió la investigadora.

Baron resaltó que estas toxinas son "potentes y naturales" y "apuntan a nuevos y prometedores objetivos a los que dirigir los tratamientos contra el dolor".

Richard Lewis, quien estudia terapias en base a veneno en la Universidad de Queensland en Brisbane, Australia, dijo a Nature que el descubrimiento es emocionante: "Han surgido muy pocas drogas para tratar el dolor en los últimos 10 a 15 años".

Según National Geographic: "Las mamba negras son rápidas, nerviosas, letalmente venenosas y, cuando se ven amenazadas, son altamente agresivas. Han sido responsables de numerosas muertes humanas y existen mitos africanos que exageran sus capacidades a proporciones legendarias. Por estas razones, la mamba negra es considerada la serpiente más mortal del mundo".

Ahora, el nuevo descubrimiento podría cambiar la imagen negativa que tiene esta serpiente.

 


Mamba negra pop


La mamba negra es conocida mundialmente no solo por ser la serpiente más mortal, sino también porque varios personajes de la cultura pop la han adoptado como símbolo.

Tal es el caso de la película Kill Bill de Quentin Tarantino, donde la mercenaria Beatrix Kiddo (Uma Thurman) usa Black Mamba como apodo. A su vez, en la segunda película de la saga, Elle Driver (Daryl Hannah) mata a Budd (Michael Madsen) con una mamba negra, que lo muerde tantas veces que muere en cuestión de segundos.

A su vez, el basquetbolista Kobe Bryant utiliza Black Mamba como apodo debido a su deseo expreso de tener la capacidad para anotar con un 99% de precisión a máxima velocidad, en un paralelismo con la habilidad de la serpiente de morder con rapidez y efectividad.

También ha aparecido en otras oportunidades, como en la película animada Megamente, donde el villano bautiza como "mamba negra" a un vestuario negro y tenebroso que diseña su secuaz Minion.


Comentarios