El universo tiene 80 millones de años más

A esa conclusión llegó la ESA después de analizar la fracción de segundo posterior al Big Bang que dio origen al cosmos. El estudio confirma además que el concepto central del origen y evolución del universo es acertado
El universo es un poquito más viejo de lo que se creía, unos 80 millones de años más.

Así lo confirmó un equipo de científicos  de la Agencia Espacial Europea (ESA) el jueves, luego de inspeccionar la fracción de segundo posterior a la Explosión Primordial que dio origen al cosmos.

El estudio confirma además que el concepto central del origen y evolución del universo parece estar acertado. Estas conclusiones ratifican la teoría clave de la inflación, según la cual el universo se catapultó desde un tamaño subatómico a una expansión observable en una fracción de segundo.
Hemos descubierto una verdad fundamental sobre el universo", afirmó George Esfthathiou, director del Instituto Kavli de Cosmología en la Universidad de Cambridge

La Explosión Primordial, conocida también como Big Bang, es la teoría más amplia sobre el comienzo del universo. Según la misma, la porción visible del universo, que era menor a la de un átomo, en un instante ínfimo estalló, se enfrió y empezó a expandirse vertiginosamente, mucho más rápido que la velocidad de la luz.

El telescopio espacial Planck, de la ESA, escudriñó el resplandor remanente de la Explosión Primordial, y determinó que el universo tiene 13.810 millones de años.

El estudio también halló que el cosmos se está expandiendo ligeramente más despacio de lo que se suponía, tiene un poco menos de lo que se creía de esa misteriosa energía oscura, y una pizca más de materia normal. Pero los científicos aclaran que son cambios minúsculos en los cálculos sobre el cosmos, nada llamativo con cifras tan enormes.

"Hemos descubierto una verdad fundamental sobre el universo", afirmó George Esfthathiou, director del Instituto Kavli de Cosmología en la Universidad de Cambridge, que anunció el estudio cartográfico satelital. "Hay un poquito menos de lo que no comprendemos".

Desde el espacio


El telescopio espacial Planck, de US$ 900 millones, fue lanzado en el 2009. Ha pasado más de 15 meses explorando el cielo, examinando luminosidades fósiles y ecos sonoros del Big Bang en la radiación cósmica ambiental. Se anticipa que seguirá transmitiendo datos hasta fines de 2013, cuando se le agotará el fluido congelante.

Otros científicos dijeron que este resultado confirma en una escala universal el anuncio que formuló este mes otro grupo europeo de que halló la partícula llamada bosón de Higgs, que explica la presencia de masa en el universo.

"Qué triunfo maravilloso del uso de las matemáticas para describir la naturaleza", comentó Brian Green, un físico de la Universidad de Columbia que no participó en el nuevo estudio. "Es un descubrimiento notable".

Acerca del autor

Comentarios