El último viaje de Lennon

En Estados Unidos se creó una aplicación llamada "The Bermuda Tapes", que repasa el proceso creativo del disco Double fantasy, editado en 1980


Sin conocer su destino, como todos, John Lennon aceptó un viaje de verano en junio de 1980 a las Islas Bermudas. Luego de la disolución de The Beatles, desde 1971 Lennon vivía en Nueva York junto a su esposa, la artista Yoko Ono. En 1975 había nacido su segundo hijo, Sean, y luego de varios años de descontrol personal recuperaba su familia y lograba poner orden en su hogar.

Los primeros años de vida de Sean, Lennon los dedicó a cuidarlo, cambiarle los pañales y a amasar pan casero, muy alejado de la música y de los estudios.

Pero en ese verano, una explosión de creatividad lo llevó a las Bermudas en plan familiar. El viaje, que tuvo un momento de tensión en una tormenta donde el barco casi naufraga, fue muy fructífero y el exbeatle regresó a Nueva York con la base de canciones que se transformarían en el Double fantasy, un disco en el que también compuso temas Yoko, que se editaría en noviembre de 1980.

Después vinieron los disparos del asesino cuyo nombre no debe escribirse, frente a su casa en el Edificio Dakota, y con la muerte del ídolo sobrevino el nacimiento de una leyenda que todavía desgarra los oídos en cada canción.

Contar de otra manera


Desde que se publicaron los discos Anthology y Live at the BBC de The Beatles en la década de 1990 comenzó una auténtica fiebre por encontrar, descubrir y editar rarezas sobre los cuatro de Liverpool, en cualquier formato.

El último grito de la tecnología de este conjunto es una aplicación para entender y apreciar mejor el proceso creativo que desembocó en Double fantasy.

La aplicación, bautizada como The Bermuda Tapes, no solo repasa de manera bastante minuciosa los episodios que ocurrieron esos días de junio de 1980 sino que además explora formas narrativas, aplicadas a las nuevas capacidades técnicas de los soportes donde se puede navegar.

La aplicación se divide en dos grandes partes: una “histórica”, donde se detalla cronológicamente la creación de las canciones, y una segunda “práctica”, donde se pueden escuchar las diferentes canciones del disco, en sus varias versiones. Desde los primitivos demos caseros con una guitarra acústica hasta los temas ya terminados como se editaron.

El trabajo incluye entrevistas a los protagonistas del viaje, así como a otros artistas relacionados con las canciones (por ejemplo, Kate Pierson, de los B-52’s), y hasta grabaciones de llamadas de John a Yoko. Incluso moviendo el dispositivo se puede navegar con Lennon and company por el Atlántico y torcer un poco el rumbo del velero.

Un rasgo de fineza de los creadores de la app (la firma WhyHunger, que depende de Yoko Ono) es la estética del diseño que se usa. El precio de la aplicación es de US$ 4,99 y solo está disponible para dispositivos iOS. Todo fanático de Lennon debería tenerlo.

Acerca del autor

Comentarios