El traductor que siempre está disponible

En los dispositivos con Android, la aplicación Google Translate ahora funciona sin conexión a internet para 50 idiomas que van desde el inglés hasta el suajili


 

El idioma puede ser un gran obstáculo al momento de viajar. ¿Cómo se dice “estoy perdido” en croata? ¿Y “soy diabético” en hindi? ¿De qué forma se pronuncia “gracias” o “permiso” en persa, letón o suajili? Las aplicaciones de traducción lograron sustituir a los poco prácticos diccionarios y guías de viaje, pero seguía existiendo un problema: no es fácil conseguir conexión Wi-Fi en la China rural o la sabana africana.

Es por eso que hace pocos días la última versión de la app Google Translate para smartphones con sistema operativo Android incorporó la opción para traducir sin conexión a internet.

Si el traductor de Google ya era el mejor por su constante incorporación de expresiones y frases hechas para lograr una traducción más acertada, ahora con el modo desconectado se colocó aun más por encima de todos sus adversarios digitales y analógicos.

El modo sin conexión de Google Translate funciona para las versiones de Android 2.3 en adelante y tiene 50 idiomas disponibles, los cuales deben ser instalados en el smartphone para poder trabajar desconectados. Cada lengua demora entre segundos y minutos en bajar, pero una vez que se guarda ya no es necesario repetir el mecanismo para futuros usos.

Restricciones


A pesar de ser un gran avance, el formato conectado a internet funciona mejor que el desconectado. Como explicó en el blog oficial de Android el gerente de producto asociado, Minqi Jiang: “Si bien los modos sin conexión son menos completos que sus equivalentes en línea, resultan perfectos para traducir en un apuro cuando viajás al extranjero a lugares con recepción pobre o sin acceso a datos móviles”.

Google Translate también está disponible online y como aplicación para los sistemas operativos de Apple, BlackBerry, Windows y Nokia. Sin embargo, solo los usuarios de Android pueden disfrutar de la traducción offline y de otras prácticas funciones, como el modo conversación (ver interactivo).

De hecho, la aplicación para iPhone, iPad y iPod touch fue actualizada por última vez hace más de un año y la de BlackBerry tiene funciones tan elementales que casi no vale la pena descargarla. Es evidente que el gigante de internet se ha esforzado más en desarrollar la aplicación para su sistema operativo.

Google Translate sigue sin ser perfecto, pero es la mejor opción para comunicarse con efectividad en tiempo real en una amplia variedad de idiomas. Y para demostrar que aún le falta pulir detalles al servicio pero que cumple con su función primordial, aquí van las palabras de cierre de Jiang en el mencionado post del blog de Android, traducidas del inglés al español por la propia aplicación: “Así que salir y explorar otro idioma o cultura otra sin tener que preocuparse por el acceso a internet. Hay todo un mundo ahí fuera desconectado”. Es un español un poco tosco, pero comprensible.

Comentarios