El Tesla X con problemas técnicos

Propietarios de ese modelo de autos eléctricos denunciaron errores en las puertas y en el sistema electrónico

Tesla X, el auto electrónico más nuevo de la marca, presentó varios problemas técnicos, según denunciaron propietarios de la primera partida de este modelo.

Las primeras unidades del coche se entregaron en setiembre de 2015 a un precio de lanzamiento de US$ 80.000. Y a pesar del elevado costo y de tener apenas siete meses de uso, sus dueños ya han tenido que llevar el Tesla X al taller mecánico, pues presenta una gran cantidad de defectos.

Lo que preocupa a la compañía automotriz -además de a los propietarios- es que los problemas no surgen en casos aislados, sino que, a través de los foros online, la gente empezó a quejarse de forma masiva: puertas con errores de diseño, asientos traseros defectuosos, mala calidad en el interior y en la pintura exterior y huecos entre los paneles de la carrocería son algunos de los defectos que le han atribuido al auto.

TESLA X.

Uno de los principales problemas reportados es el de las puertas traseras del Model X (que se abren verticalmente como si fueran alas) tanto para abrirlas como para cerrarlas. Además, varios clientes confirmaron fallos en el diseño del parabrisas, cuya particular curva produce distorsiones en los ángulos de visión. A su vez, el modo de piloto automático también presenta errores. Otros dueños del coche se quejan de fallos en el sistema de aire acondicionado y otros de que el sistema electrónico y la enorme pantalla delantera del Model X tienden a quedarse congelados sin razón aparente.

Tesla va camino de convertirse en un gigante de los automóviles. La marca ha despertado un gran interés por su próximo coche, Model 3 'low-cost', que costará US$ 35.000 y empezará a producirse en 2017, y ya tiene alrededor de 400.000 reservas. Sin embargo, todo eso se puede cambiar para mal si la empresa no logra solucionar los problemas a los que se enfrentan sus modelos.

Como publica El Confidencial, las noticias de los fallos técnicos en los Model X aparecen en el peor momento para la compañía. Hace unos días Tesla tuvo que retirar del mercado 2.700 de estos coches en EEUU por un problema de seguridad en los asientos. Afectó solo a las unidades fabricadas antes del 26 de marzo del año pasado, pero fue el primer obstáculo en la comercialización del coche.