El teclado submarino

Logitech lanzó un teclado pensado para lavarse como si fuera un plato más de la cocina. Puede sumergirse hasta 30 centímetros y debe emplearse jabón suave


¿Se te volcó Coca-Cola sobre el teclado? ¿Las migas del sándwich de media tarde quedaron entre las teclas? Basta de soplar entre las teclas o pasar un trapo húmedo con el temor de que alguna gota arruine el funcionamiento del aparato.

Ahora podés lavar el teclado a mano, como si fuera una pieza más de la vajilla. O al menos eso es lo que propone Logitech, que recientemente lanzó el K310, “el teclado que ama un lavado”.

Teclado lavable


Sin extravagancias, este nuevo producto se conecta por USB y cuesta US$ 40. Lo que hace especial al teclado K310 es que ha sido pensado para el agua, ya que puede sumergirse por completo hasta a una profundidad de 30 centímetros.

Además, las teclas están grabadas con láser y poseen recubrimiento protector ultravioleta paras evitar que se borren sin importar cuántas veces se mojen. A su vez, para acelerar el secado cuenta con unos orificios de drenaje.

El K310 fue “diseñado para lucir como nuevo, incluso a través del tiempo”, dice en el sitio web de la firma suiza.

Letra chica


En la web del producto se advierte que el teclado es únicamente para ser lavado a mano, que debe usarse jabón y un trapo “suaves” en agua tibia, a no más de 30 centímetros de profundidad.

La temperatura del agua debe ser menor a 50ºC y no debe usarse un lavavajilla. Tampoco se recomienda el uso de abrasivos, alcohol, solventes o detergentes fuertes.

Acerca del autor

Comentarios