El sol en el horno

La energía solar puede poner en marcha un dispositivo capaz de elaborar recetas sencillas, a ritmo lento pero seguro


Química y carpintería se unieron para construir el prototipo de un horno solar, un proyecto que la docente Graciela Pastorini vio como “fructífero y perdurable”. En total, elaborarlo costó $ 800 en 2005 y solo precisó madera, lana, vidrio, papel de aluminio, bisagras y tornillos.

Ese mismo año el horno viajó desde UTU de Tacuarembó hasta la explanada de la Intendencia de Montevideo, donde la profesora presentó el horno en el marco de la Semana Solar. Desde entonces, la presentación y el rendimiento del horno han mejorado, asegura Pastorini, quien es docente de Química desde hace 33 años.

Cocina bajo el Sol


Los hornos solares buscan dar uso a una de las energías renovables más preciadas, la del Sol. A diferencia de las cocinas solares, estos ofrecen un uso más práctico por ser más livianos. Para Pastorini, estos dispositivos tienen como principales ventajas el ser económicos, no generar gases ni polución y ser limpios. Además, el alimento que se coloca adentro no se contamina si se emplean los materiales correctos.

Hamburguesas, tortas, “comida de olla”, papas, asado, arroz con leche y recetas sencillas en general pueden prepararse en un horno solar.

Sin embargo, ahorrar en dinero no significa ahorrar en tiempo. Al contrario, cocinar en un horno solar implica armarse de paciencia: un huevo frito puede tardar 15 minutos en hacerse. Para acelerar el proceso, la docente recomienda no colocar los alimentos en grandes cantidades y cocinarlos en trozos pequeños.

Además, no se trata de una opción infalible, ya que si no hay sol no se puede usar. “Por eso son energías alternativas, porque se usan cuando se puede”, aclara Pastorini.

Apostar al sol


Para 2015, Uruguay prevé que la mitad de su matriz energética corresponda a energías renovables. Sin embargo, el empleo de la energía solar está lejos de estar generalizada en los hogares.

Con el objetivo de facilitar el acceso a la energía solar térmica, en marzo de 2012 el gobierno lanzó el Plan Solar, que estará vigente hasta dentro de tres años. El proyecto tiene un costo de U$S 7 millones, donación del gobierno de Japón, e incluye la instalación de una planta piloto fotovoltaica en el Parque del Lago, junto a Salto Grande.

La energía solar es una de las llamadas energía limpia: “Es saludable, sustentable, contribuimos con ella a mejorar el ecosistema y nuestro ambiente. Y la tendremos por miles de millones de años”, asegura Pastorini. Y agrega un plus, el de la autoconstrucción y el “aprende a hacer” que esta energía conlleva.

 


Aprender a hacer


La lista de materiales para construir un horno solar incluye elementos que se encuentran en casa. Antes que nada, se precisan dos cajas de madera o cartón de un mínimo de 38 por 38 centímetros. Una plancha de cartón con la que se hará la tapa, papel de aluminio, pintura negra mate sin plomo, pegamento y un trozo de vidrio o nylon del tamaño de la caja, completan el listado.


Acerca del autor

Comentarios