El software intérprete

Personas con algún grado de discapacidad auditiva pueden comunicarse gracias a un software desarrollado en Colombia


Hablando con Julis es el nombre de este desarrollo tecnológico y de la fundación que nació en el seno de la familia bogotana Galindo Bermúdez. Ante la necesidad de comunicarse con su hija Juliana, quien escucha pero no puede hablar, en 2006 empezaron a crear un sistema que le permitiera a su pequeña ser más independiente, a través de la combinación de 44.000 palabras en español con imágenes, sonidos y videos.

"Es una solución comunicativa y de aprendizaje para cualquier persona en condición de discapacidad", afirmó en una entrevista con Colombia.inn, agencia operada por Efe, Daniela Galindo, líder del proyecto y presidenta de la fundación sin ánimo de lucro.

Este programa, que cuesta unos US$ 142, permite construir frases o palabras para hacerse entender fácilmente a personas sordas, con síndrome de Down, afasia, autismo, parálisis cerebral o que por accidente o enfermedad perdieron la facultad para comunicarse.

La primera versión del software "fue hecha exclusivamente para Juliana y tenía solo 3.000 palabras", indicó Galindo. Sin embargo, al ver que muchas más personas podrían beneficiarse, decidió, con el apoyo de una empresa privada, crear una segunda edición del programa que fuera más abarcativo.

Hoy en día el software cuenta con 125.000 registros multimedia que incluyen videos de palabras en lengua de señas, sonidos e imágenes asociadas a centenares de conceptos como colores, sabores, números, geografía, partes del cuerpo, estados de ánimo y sentimientos.

Ya son 4.000 los usuarios de este programa en Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Perú, Venezuela y Colombia, donde además de la licencia del software ofrecen una capacitación durante tres meses para las personas con discapacidad y sus familias.

Pero la proyección de Hablando con Julis es mayor tras haber sido seleccionado como uno de los proyectos semifinalistas de MassChallenge 2014, también conocido como el Mundial del emprendedurismo, que llevará por cuatro meses a Boston a las mejores startups del mundo para un proceso de mentorías y aceleración.

Comunicación entre todos


Hablando con Julis es, según Galindo, un sistema "de doble vía", es decir, que tanto los discapacitados como sus familiares, docentes y amigos pueden interactuar, algo que facilita su vida diaria, el aprendizaje del idioma y su desempeño laboral. "Queremos que todo el núcleo social se integre con Hablando con Julis", dijo la ingeniera de sistemas que defiende "la inclusión" como clave para la autoestima de estas personas.

Este software está diseñado además para agregarle más palabras e imágenes de acuerdo al contexto y necesidades de comunicación de cada usuario.

La Fundación, que se financia de donaciones y la venta del software (lo que representa el 30 % de sus ingresos), tiene como meta en 2014 seguir ampliando el número de beneficiarios mediante una aplicación para teléfonos inteligentes y tabletas, para la que requiere unos US$ 72.000.

Cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que en el mundo hay alrededor de 360 millones de personas con pérdida de audición discapacitante, de las cuales un 87 % no aprende a leer ni escribir.

En Colombia, según el Departamento Nacional de Estadísticas (DANE), 456.642 personas no oyen, 337.862 no pueden hablar y 314.106 tienen limitaciones para entender o aprender.

Acerca del autor

Comentarios