El smartphone que detecta el cáncer

Científicos crearon un dispositivo que es capaz de registrar imágenes microscópicas de la composición molecular de las células y los tejidos
Los teléfonos inteligentes podrían convertirse en una herramienta asequible para diagnosticar ciertos tipos de cáncer, según un estudio publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Los autores proponen un método basado en la difracción que permite la diagnosis celular y molecular, hasta ahora de difícil implantación, en teléfonos inteligentes.

El sistema de difracción digital (D3) usa micropartículas para generar patrones de difracción únicos que pueden ser aprendidos por un teléfono inteligente y procesados por un servidor remoto ofreciendo un diagnóstico en unos 45 minutos. Cuenta con un módulo de imagen con luz LED a pilas en un smartphone estándar que registra los datos tomados por su cámara. Gracias a su alta resolución, el sistema es capaz de registrar más de 100.000 células de una muestra de sangre o tejido en una sola imagen.

En el estudio, los investigadores aplicaron la plataforma D3 para examinar células precancerosas y cancerosas y detectar el virus del papiloma humano.

"Este método podría aplicarse con buenos resultados en entornos donde el acceso médico es limitado", defienden los autores del estudio. "Al aprovechar el aumento de la penetración de la tecnología de telefonía móvil en todo el mundo, el sistema debe permitir un rápido triaje de casos sospechosos o de alto riesgo que podría ayudar a compensar los retrasos causados por los servicios de patología limitados en esas regiones y reducir la necesidad de que los pacientes tengan que volver", añadió uno de los autores, Ralph Weissleder.

Según los investigadores, el ensayo, que actualmente cuesta 1,80 dólares por diagnóstico, demuestra la viabilidad de un enfoque de diagnóstico basado en teléfonos inteligentes y en entornos con recursos limitados.

Acerca del autor

Comentarios