El secreto de las parejas felices

Según un estudio reciente, saber dividirse las tareas del hogar es el tercer factor más relevante para definir el éxito de un matrominio, después de la fidelidad y el entendimiento sexual
El dinero, la religión y la ideología política no son tan importantes como las tareas del hogar a  la hora de definir el éxito de una pareja, reveló un nuevo estudio publicado la semana pasada en el libro Fast Forward Family.

Según concluyeron antropólogos y psicólogos de la Universidad de California (UCLA) después de realizar el seguimiento de 32 parejas de clase media de Los Ángeles, entre 2001 y 2004, las tareas de la casa son el tercer factor que puede determinar si una pareja es o no infeliz: la infidelidad y el buen sexo encabezan la lista, añade el estudio.

La clave está en tener claro qué, cuándo y cómo se llevan las tareas  y las responsabilidades del hogar, explican los investigadores, luego de pasar en limpio las entrevistas. Según recoge la revista The Atlantic, las parejas que no contaban con un sistema para las actividades de la casa podían sentirse "aceleradas y tener dificultades para comunicar la insatisfacción en sus vidas".

Por el contrario, aquellas que parecían tener claro y respetar las tareas y roles de cada uno no pasaban demasiado tiempo negociando responsabilidades: "Sus vidas diarias parecían transcurrir de forma más fluida".

Las tareas de ellas y las de ellos


La investigación de la UCLA se relaciona con una encuesta realizada en 2007 a matrimonios estadounidenses, en la que 62% de los adultos dijo que compartir las tareas del hogar era muy importante para el éxito marital. La misma opinión se repitió entre hombres y mujeres, adultos y jóvenes, casados y solteros.

No obstante, los investigadores creen que, si bien estudiar cómo las parejas se reparten las tareas es importante en sí mismo, más importante todavía es que "examinar de cerca cómo los maridos y esposas colaboran o fallan al coordinar sus actividades del hogar permite contemplar otros fenómenos". Entre ellos, los roles de género, la cuestión del poder, el respeto, la intimidad y los intentos de negociar una relación equitativa.
Examinar de cerca cómo los maridos y esposas colaboran o fallan al coordinar sus actividades del hogar permite contemplar otros fenómenos que abarca, como los roles de género, explican los autores

Así, los resultados cuantitativos del estudio reafirmaron la disparidad en la división de tareas entre hombres y mujeres, explican los autores. Además, encontraron que las diferentes formas en que los miembros de una pareja interactúan entre sí sobre y durante las tareas del hogar estaba "relacionado con la satisfacción de la pareja y la sensación de bienestar".

De esta forma, esas tareas se convierten no en una serie de actividades instrumentales sino en un "complejo conjunto de intercambios interpersonales" que, en definitiva, permiten que los miembros de una familia consigan o no la solidaridad.

 

Acerca del autor

Comentarios