El secreto de Hollywood para la eterna juventud

La tecnología digital reemplazó al maquillaje físico como herramienta para rejuvenecer a los actores en la pantalla grande

El último tráiler de Piratas del Caribe: La venganza de Salazar es una pequeña muestra de lo que los efectos especiales de hoy son capaces de conseguir. Uno de estos logros es el de presentarnos a un Johnny Depp totalmente rejuvenecido.

Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales - Official Trailer

En el pasado ya hemos visto como la magia de la tecnología digital les ha quitado unos años en apariencia a otros actores, siendo El curioso caso de Benjamin Button uno de los ejemplos más memorables. La película consiguió un Oscar en 2009 por sus efectos especiales que permitieron tanto rejuvenecer como envejecer a Brad Pitt.

Benjamin Button

Más recientemente, Robert Downey Jr. también pasó por el bisturí digital en Capitán América: Guerra Civil, al igual que Michael Douglas en Ant Man.

La recreación digital de actores fallecidos también se está convirtiendo en una práctica frecuente. Ocurrió con Peter Cushing en Rogue One (donde también se recreó a una joven princesa Leia) y con Paul Walker en Rápidos y furiosos 7.

Lola VFX es la empresa responsable de estos efectos en los casos de Capitán América: Guerra Civil, El curioso caso de Benjamin Button y Ant Man. "El proceso es similar a Photoshop en el uso de algunas herramientas, pero al contrario que en Photoshop, que se hace con una sola, nosotros tenemos 24 imágenes por segundo de metraje", explicó Trent Claus, supervisor de la compañía, a The Hollywood Reporter.

El proceso toma en cuenta muchos factores del envejecimento, como la piel que cae en ciertas áreas y hay que volver a levantar, así como una reducción de la aparición de pequeños vasos sanguíneos bajo la superficie de la piel.

Pero este tipo de técnicas no solo se utilizan en películas en los que los actores deben aparentar juventud por exigencias del guión. Algunas producciones hacen uso de estos efectos por puros motivos estéticos para lograr un "embellecimiento" de sus protagonistas.

Según Paul Debevec, investigador de computación gráfica en el Institute for Creative Technologies de la Universidad del Sur de California, el proceso es cada vez más barato y más aprovechado, algo que podría poner en peligro la percepción de los personajes y de los actores.

"Los actores van a tener este problema de Dorian Gray", dijo Debevec a The Hollywood Reporter. "La imagen que tenemos de ellos en las películas se va a alejar más y más de su aspecto real. Así que van a tener más problemas en entrevistas televisivas y en la alfombra roja, hasta que esas apariciones también se puedan retocar en tiempo real con una tecnología aún por inventar".


Populares de la sección