El satélite uruguayo viajó a Estados Unidos

Será sometido a las últimas pruebas antes de ser lanzado al espacio
El equipo de ingenieros a cargo del desarrollo del primer satélite uruguayo, el Antel-SAT, viajaron ayer a Estados Unidos para realizar las últimas pruebas sobre el sistema.

En primer lugar, el satélite deberá demostrar resistencia a las alta vibraciones producidas por el despegue. Por otra parte, tendrá que probar su capacidad para soportar los fuertes cambios de temperatura, ya sean las altas producidas al atravesar las distintas capas de la atmósfera como las muy bajas de estar suspendido orbitando la Tierra.

El Antel-SAT mide tan solo 20 x 10 x 10 centímetros, pero es capaz de tolerar la hostilidad del espacio, fotografiar Uruguay con cámaras normales e infrarrojas a 600 kilómetros de distancia y enviar las imágenes de vuelta a la Tierra.

El satélite, desarrollado por Antel y la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República, es de clase CubeSat, un estándar creado para hacer más accesible esta tecnología espacial. En el caso del Antel-SAT, la inversión inicial para su creación fue de US$ 695 mil, una cifra que hoy permite a Uruguay soñar con el espacio.

Acerca del autor

Comentarios