El ritmo vertiginoso de la caza furtiva

Ya mataron más de 500 rinocerontes en Sudáfrica en lo que va del año, sobre todo para vender los cuernos al mercado asiático, donde se utilizan en la medicina tradicional
El ritmo de la matanza de rinocerontes continúa acelerándose en Sudáfrica, donde más de 500 ejemplares murieron desde enero de 2013, sobre todo para alimentar al mercado asiático, donde los cuernos son utilizados en la medicina tradicional.

"Un total de 515 rinocerontes fueron sacrificados" desde principios de año, según cifras establecidas hasta el martes, indicó el miércoles un alto responsable del ministerio de Medio Ambiente, Fundisile Mketeni, al presentar un informe al respecto. En el mes de febrero, ya eran 96 los rinocerontes cazados de forma furtiva.

La cacería furtiva ha aumentado constantemente desde hace varios años: en 2012, 668 animales fueron sacrificados por sus cuernos en Sudáfrica, donde se encuentra aproximadamente el 80% de los rinocerontes que viven en estado salvaje.
Un total de 515 rinocerontes fueron sacrificados" desde principios de año, según el Ministerio de Medio Ambiente de Sudáfrica

Según recogió el medio local Independent online, si continúan los niveles de cacería el número de rinocerontes declinaría significativamente para 2016, advirtió el CEO de Parques Nacionales de Sudáfrica, Mavuso Msimang, quien encabezó la investigación que dio origen al informe.

El sector más afectado es el célebre parque Kruger, en la frontera con Mozambique, desde donde llegan cazadores bien armados y equipados.

El gobierno sudafricano afirma regularmente que hace esfuerzos para limitar esta matanza, pero las cifras de animales muertos aumentan todos los meses.

Acerca del autor

Comentarios