El regreso de una vieja moda

Los GIF volvieron como los máximos exponentes del creciente furor online por los videos de pocos segundos. Con estos instructivos podrás crear tus propias imágenes animadas en la computadora o el celular


 

Todos aman los GIF. ¿Quién no se rió alguna vez de un gato haciendo algún ágil movimiento atípico o compartió uno para resumir una reacción que no podía expresarse por completo en letras? Al menos, una vez, todos los usuarios de internet hemos interactuado con este formato de imágenes.

La noticia de que Twitter ahora permite visualizar GIF animados en su página web y en las versiones para los sistemas operativos Android e iOS es un claro ejemplo de la importancia y extensión que tienen estas imágenes en movimiento en el mundo cibernético.

Pero no es algo nuevo. Los GIF fueron creados por CompuServe en 1987, para sustituir el viejo formato RLE en blanco y negro por uno a color. Era compatible con el algoritmo de compresión llamado LZW, mejor que el anterior, por lo que su popularidad fue inmediata al poder almacenar las imágenes descargadas con menor peso y en menor cantidad de tiempo.

Décadas después, la moda regresó y se mantiene vigente. El GIF es uno de los pocos formatos que permiten este tipo de efectos en las imágenes, lo que hace que se puedan utilizar en varios sitios web y compartir con facilidad. Tumblr, red social que revivió la tendencia de los GIF, Google+ y ahora Twitter son los lugares donde más se los puede ver, además de en blogs y portales donde funcionan como banners o simplemente animaciones divertidas. Incluso en Facebook se utilizan, a pesar de que la imagen se tenga que abrir en un enlace diferente para percibir el movimiento.

La tendencia mundial del “ahora y rápido” es la que los ha coronado en los últimos años como los reyes de la web y como ejemplos para otro tipo de formatos. Numerosas aplicaciones de videos supercortos han surgido para intentar robarle la corona al GIF, entre las que se destacan Vine (6 segundos), Snapchat (10 segundos), Instagram (15 segundos) y Keek (36 segundos).

Todas tienen sus particularidades y, por supuesto, sonido. Pero como expresa la periodista de la cadena CNN, Heather Kelly: “Tienden mucho más al GIF que a Ciudadano Kane”, en referencia a la tan famosa como larga película de Orson Welles. Hoy en el video online, menos es más.

¿Qué son?


Un GIF está compuesto por varios fotogramas, que pueden tener entre 2 y 256 colores. La velocidad de los cuadros puede variar según lo que uno desee y reproducirse de manera continua en eterno loop, repetirse una determinada cantidad de veces o ninguna.

Uno de los problemas de este formato es la calidad de imagen, por el límite de colores, y el tamaño de almacenamiento, siendo más pesados que otros como los videos. Por este motivo, cada vez hay más GIF que parten en realidad de videos que se encuentran o fueron filmados por un usuario y convertidos al formato.

Cromo realizó una selección de las mejores aplicaciones para que puedas realizar tus propios GIF a partir de imágenes o videos, además de un sencillo tutorial para crearlos desde tu computadora con Photoshop. Así no solo sos consumidor de la moda, sino protagonista.

 


Las mejores apps para crear GIF con imágenes o videos


 

Cinemagram: Permite seleccionar la parte de la imagen que querés que se mueva. Solo tenés que grabar un video corto y editarlo colocando filtros de color, velocidad y texto. Ya está listo para compartirlo en la comunidad de la app y demás redes sociales en formato GIF o video. (Android, iOS: gratis.)

GifBoom: Funciona como una red social similar a Instagram. Podés hacer GIF, fotos y videos con marcos decorativos, filtros y texto. Además, podés ajustar la velocidad de los fotogramas, agregar efectos como stop motion y, por supuesto, compartir la creación en redes sociales. (Android, iOS: gratis.)

Moquu: Se puede centrar el objetivo de la foto, editar la secuencia fotograma por fotograma y duplicar los elementos. Es compatible con la cámara frontal, tiene ajuste de velocidad y filtros de imagen. Los GIF resultantes se pueden compartir tanto en redes sociales como internet. (Windows Phone, iOS: gratis.)

Loopcam: Se toman fotos con la propia aplicación y se unen en secuencia para crear GIF. Además de filtros de colores, tiene la opción de agregar stickers y efectos de espejo y caleidoscopio. Permite ver las animaciones que comparten tus amigos en la app y subirlas a las redes. (iOS: gratis.)

Gif Camera: Su interfaz es muy simple. Podés capturar hasta 20 fotogramas, previsualizar la secuencia y guardarlo en la galería de GIF. De todos modos, brinda la posibilidad de volver a editar el archivo después de guardado. Finalmente, compartí los resultados en las redes sociales. (Android, iOS: gratis.)

5 Seconds App: No hay que unirse a ninguna red social para usarla. Elegí imágenes o videos desde tu galería o grabalos (5 segundos) desde la app para crear el GIF. Agregá los filtros que más te gusten y ajustá la velocidad. Guardalo en la carpeta y está listo para compartir. (AndroidiOS: gratis.)



 


Guía para generar GIF en Photoshop a partir de videos


 

Todos compartimos o nos reímos alguna vez de estos clips sin sonido que vemos en las páginas web, pero, ¿sabés cómo crearlos? La manera más fácil y rápida de convertir videos a GIF desde la computadora es con Photoshop. Para este tutorial, usamos CS6 de 64 bits, pero con pequeñas variables es posible seguir el instructivo en otras versiones del programa de Adobe. Los formatos de video recomendados para convertir son mp4, mov o avi. Una vez elegido, seguí este paso a paso:

 

1- Hacé clic en “Archivo”, “Abrir” y elegí el video deseado. Se va a desplegar una barra en la parte inferior que muestra el tiempo de duración del clip, en lapso de tiempo o cuadros de fotogramas.

2- Lo único que tenés que hacer es seleccionar el segmento del video a utilizar para el GIF. Con el cursor del mouse marcá el comienzo y fin de la selección, que aparecerá en un color distinto al resto.

3- Cuanto más corta sea la selección, el GIF pesará menos y lo podrás compartir con más facilidad. Para reducir la duración, lo más fácil es eliminar fotogramas.

4- Esta es la instancia para editar el GIF. Podés cambiar el color de las imágenes, agregarle texto y demás opciones artísticas.

5- Finalmente, hacé clic en “Archivo”, “Guardar para web” (para que se pueda visualizar en internet). En la ventana que se despliega, seleccioná el formato GIF y guardá tu creación en la carpeta que elijas (se almacena automáticamente sin sonido).

6- Así de simple y fácil, el GIF ya está listo para ser compartido en las redes sociales, presentaciones de PowerPoint o donde más te guste.


Acerca del autor

Comentarios