El pronóstico del tiempo para Poniente

Científicos explicaron porqué el lema de la Casa Stark ("se acerca el invierno") es una lección que debe atender el planeta Tierra

El clima ha sido un tema persistente en Game of Thrones desde que Ned Stark dijo por primera vez que "se acerca el invierno", el conocido lema de la Casa Stark que es una metáfora para los acontecimientos que forman parte del mundo de George RR Martin.

El Guardián del Norte se refería al pasaje de un largo verano a un invierno brutal que puede durar muchos años. ¿Pero esto tiene sentido? Dos científicos de la Universidad de Bristol publicaron un estudio en el sitio The Conversation para explicar el clima de Poniente.

"Tiene muchas similitudes a la Europa medieval, donde los cambios en el clima influyeron en desarrollos sociales y económicos e impactaron sobre los recursos hídricos y la agricultura y el potencial de la hambruna", afirman Alex Farnsworth y Emma Stone, dos expertos en climatología.

La diferencia fundamental entre el clima del mundo real y el de Poniente, por supuesto, es la presencia de las estaciones, señalaron los catedráticos. En la Tierra, las estaciones son la consecuencia de las diferencias en la cantidad de luz que recibe durante su órbita alrededor del sol. Al planeta sin nombre donde ocurre la historia de Game of Thrones le falta ese eje de inclinación que en la Tierra es de 23,5 grados y que hace posible que un hemisferio disfrute del verano mientras que el otro pasa frío.

"La explicación más simple podría estar vinculada a las fluctuaciones espaciales en la radiación solar recibida en la superficie. Una reducción en la radiación solar entrante significaría más nieve y hielo remanentes en el suelo durante el verano en el extremo norte de Poniente. En comparación con el suelo más absorbente o roca, la nieve refleja más la luz solar hacia el espacio, donde, en efecto, no se puede calentar la superficie de la Tierra. Por lo tanto, mayor cobertura de nieve lleva a un planeta más frío", explican los especialistas.

El colapso de las grandes capas de hielo al norte del Muro podría desestabilizar rápidamente la circulación oceánica, lo que reduciría el transporte de calor en el norte de los Siete Reinos. La consecuencia es mayor invasión de nieve de la nieve y el hielo hacia el sur, hacia Desembarco del Rey, la capital.

wall game of thrones.png

Farnsworth y Stone señalaron que esto es, más o menos, lo que sucedió entre los períodos glaciares e interglaciares que se han sucedido a lo largo de los millones de años en la Tierra. Esto es controlado por diferentes configuraciones orbitales conocidas como "ciclos de Milankovitch" que afectan la estacionalidad y la ubicación de la luz solar recibida por el planeta.

Mientras que en la Tierra estos ciclos ocurren con una frecuencia de 23.000 a 100.000 años, en Game of Thrones se repiten cada una década o menos.

Un ejemplo de cambio climático abrupto fue la ocurrencia de Dryas Reciente o Joven Dryas, una fase de enfriamiento climática registrada a finales del Pleistoceno, entre 12.700 y 11.500 años atrás y propiciada, según teorías, por el impacto del cometa Clovis en América del Norte y la inyección repentina de agua dulce en el Atlántico Norte, erupciones volcánicas o incluso el impacto de un asteroide. El deshielo repentino al final de esta ola de frío que solo duró unas cuantas décadas –"un abrir y cerrar de ojos en términos geológicos", según los científicos– condujo a las condiciones cálidas e interglaciares que persisten hasta la actualidad.

El cambio del período cálido medieval a la pequeña edad de hielo que se inició alrededor de 1300 dC representa uno más reciente y "más sutil" ejemplo de alteración climática. Aunque el cambio global de temperatura no fue demasiado grave –una disminución de alrededor de 1˚C en el hemisferio norte en comparación con registros actuales– fue suficiente para causar inviernos mucho más duros en el norte de Europa.

"Ninguno de estos eventos muestran las mismas transiciones abruptas de veranos largos a inviernos largos como se describe en Game of Thrones que, además, sucedieron a una escala de tiempo mucho más larga que un invierno de Poniente. Sin embargo, demuestran cómo los cambios climáticos extremos son posibles incluso en escalas de tiempo geológicamente corto", se lee en el estudio.

Y concluye: "El lema de la Casa Stark puede dar una lección para nosotros en la Tierra. El cambio climático antropogénico es uno de los mayores desafíos que enfrenta la humanidad y, si no se mitiga, el potencial impacto ambiental puede ser mucho mayor que cualquier recesión global. Dejá de preocuparte por el Trono de Hierro, se acerca el invierno".


Populares de la sección