El Príncipe de Asturias y los anticuerpos

El biólogo Winter y el patólogo Lerner, ambos dedicados al desarrollo de anticuerpos, ganaron el Premio Príncipe de Investigación


Uno de ellos es un caballero pionero en la fabricación de anticuerpos “humanizados”. El otro ha dedicado medio siglo a diseñar anticuerpos para aplicarlos a fármacos.

El biólogo británico Sir Gregory Winter y el patólogo estadounidense Richard Lerner, respectivamente, integran la candidatura conjunta que este jueves ganó el premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica, en la ciudad española de Oviedo.

Winter, ciencia y nobleza


Sir Gregory Winter, de 61 años, es pionero en el desarrollo de técnicas para fabricar anticuerpos que no sean identificados como agentes extraños por el cuerpo humano. Esta “humanización” de los anticuerpos evita que el propio cuerpo los rechace.

Junto con el patólogo Lerner ha logrado fabricar un sistema inmune sintético en tubo de ensayo, a la vez que ha demostrado su potencial curativo, al superar el repertorio de anticuerpos naturales que genera el cuerpo humano.

En muchos casos, el empleo de anticuerpos atenúa el dolor de los pacientes y detiene el progreso de enfermedades inmunes, patologías degenerativas y distintos tipos de tumores.

Prácticamente toda la trayectoria profesional de Winter está vinculada al Laboratorio de Biología Molecular de Cambridge, del que fue subdirector. Sin embargo, el interés del científico se extiende al mundo empresarial y cuenta con numerosas patentes en su haber.

Entre las compañías relacionadas con su campo de investigación, ha creado la Cambridge Antibody Technology, pionera en la obtención de anticuerpos humanos. También Domantis, la primera empresa en utilizar solo la parte activa de los anticuerpos.

Este comandante del Imperio Británico también fue fundador científico de Bicycle Therapeutics, dedicada al desarrollo de una nueva generación de terapias para obtener medicinas altamente específicas y eficaces.

Las técnicas para fabricar anticuerpos de uso terapéutico en seres humanos de este británico se emplean en las dos terceras partes de productos con anticuerpos del mercado actual.

Lerner y las bibliotecas de anticuerpos


El médico estadounidense Richard Lerner ha dedicado casi medio siglo a diseñar anticuerpos y aplicarlos a fármacos contra el cáncer, la hepatitis y la artritis.

Nacido en Chicago en 1938, este patólogo es el artífice del avance más importante desde el descubrimiento de los anticuerpos monoclonales hace 25 años: la concepción, diseño y creación de bibliotecas combinatorias de anticuerpos, actualmente las más utilizadas. Su método ha permanecido como el camino más eficaz para “huamanizar” anticuerpos.

Autor de más de 400 artículos científicos y doctor honoris causa por siete universidades de Estados Unidos y Europa, Lerner siempre ha estado centrado en el campo de los anticuerpos y su aplicación a los fármacos.

Entre los medicamentos figura el Adalimumab, empleado para tratar varios tipos de artritis (reumatoide, psoriástica e idiopática) o la enfermedad de Crohn. Otros de sus trabajos se usan en tratamientos contra el cáncer o la hepatitis C.

Casi toda su vida profesional ha estado ligada al Sripps Research Institute en La Jolla, California, primero como investigador y profesor de inmunología, y finalmente, como su director y presidente.

Actualmente ocupa la cátedra de Inmunoquímica del Departamento de Biología Molecular del Scripps y es miembro del Skaggs Institute de Biología Química.


Galardón real


Los galardones serán entregados en otoño en la ciudad de Oviedo, en un acto presidido por el Príncipe de Asturias y heredero de la corona española, Felipe de Borbón. Cada uno de los Premios, concedidos por primera vez en 1981, consta de 50 mil euros (cerca de US$ 62.000), una escultura creada y donada expresamente por Joan Miró, un diploma y una insignia.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios