El primer satélite de SpaceX ya está en órbita

La compañía espacial lanzó el martes el cohete Falcon 9 con su primer satélite comercial, SES-8, de un costo de US$ 100 millones


Tras una serie de postergaciones desde el 25 de noviembre, la empresa estadounidense de tecnología espacial SpaceX lanzó la noche del martes con éxito su primer satélite comercial, del grupo de Luxemburgo SES. SpaceX había postergado el jueves pasado por segunda vez el lanzamiento del SES-8 por problemas técnicos inesperados en el sistema de combustible del cohete.

Finalmente, el cohete con dos pisos Falcon 9 despegó como previsto desde la estación de la Fuerza Aérea estadounidense de Cabo Cañaveral en FloridA, al sur de Estados Unidos, al iniciarse una ventana de lanzamiento de 90 minutos.

El satélite geoestacionario SES-8 de 100 millones de dólares y de 2,9 toneladas fue primero puesto en una órbita llamada "parking" (estacionamiento) manteniéndose unida al segundo piso del lanzador.

Cuando llegó al ecuador, el segundo piso volvió a encender su motor para llevar con éxito el satélite a su apogeo a 80.000 kilómetros de altitud, confirmó en Twitter el magnate de Internet Elon Musk, propietario y dirigente de SpaceX.

El satélite SES suministrará imágenes de televisión, televisión por cable y otros servicios a países como China, India y Vietnam.

Industria millonaria


Este lanzamiento, realizado con la versión mejorada del Falcon 9 después de un solo vuelo de prueba en California, marca la entrada de SpaceX en el mercado del lanzamiento de satélites comerciales, valuado en 190.000 millones de dólares y donde podría resultar un rival de talla para sus competidores.

El Falcon 9 transportará un satélite de telecomunicaciones para la empresa de Luxemburgo SES, segundo operador mundial de satélites, que hasta ahora ha utilizado cohetes europeos Ariane o rusos Proton para poner en órbita sus satélites. SpaceX tiene pedidos por 4.000 millones de dólares, de los cuales el 75% para clientes comerciales.

El Falcon 9 ya había logrado enviar con éxito en tres ocasiones la cápsula no tripulada Dragon a la Estación Espacial Internacional (EEI), en el marco de un contrato con la agencia espacial estadounidense NASA. La cápsula Dragon, la primera cápsula privada en haberse amarrado a la EEI, transporta carga al espacio y regresa a la Tierra material de experimentos científicos.

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios