El peligro de las aplicaciones que detectan el cáncer de piel

Un estudio comparó cuatro apps que diferencian melanomas de lunares. La peor acertó el 6,8% de las veces. La mejor llegó al 98,1%, a un costo de US$ 5 por lunar
Las aplicaciones de los smartphones prometen medir la frecuencia cardíaca, mostrar imágenes de rayos X y detectar cáncer de piel. La tendencia hace crecer la preocupación sobre qué tan bien funcionan y si los pacientes confiarán tanto en ellos que decidirán saltearse al médico.

La exactitud de las aplicaciones puede variar de forma significativa, de acuerdo a un estudio publicado el miércoles por investigadores del centro médico de la Universidad de Pittsburgh, quienes evaluaron cuatro aplicaciones que distinguen entre lunares inofensivos y otros que pueden convertirse en melanomas.

La mejor de las cuatro identificó correctamente la presencia del cáncer en el 98,1% de las veces, en tanto que la peor lo hizo solo el 6,8% de los intentos.

Las otras dos quedaron en el entorno del 70%. Eso es bastante peor que dermatólogos entrenados que dispongan de equipos modernos, quienes tienen un promedio de eficacia en la detección de melanomas al primer intento del 90%. Ese 70% compite de igual a igual con médicos de familia no especializados.

El costo de la salud a la mano


El estudio, publicado por Jama Dermatology, usó las cuatro aplicaciones (no identificadas) para analizar imágenes de 188 lunares, incluyendo 60 melanomas, que ya habían sido evaluados por un dermatólogo.

Tres de las aplicaciones, con un costo de US$ 5 o menos, usaron algoritmos para analizar los lunares. La peor sugirió que docenas de cánceres hinchados y discoloridos eran benignos.
Si la gente encuentra una forma de sentirse bien sin tener que acudir al médico, es solo una cuestión de tiempo antes de que alguien salga lastimado”, dijo Laura Ferris, dermatóloga de la Universidad de Pittsburgh y coautora del estudio

La aplicación que tuvo el mejor resultado se basó en la opinión de dermatólogos certificados, a quienes se enviaba la información a un costo de US$ 5 por lunar.

“Si la gente encuentra una forma de sentirse bien sin tener que acudir al médico, es solo una cuestión de tiempo antes de que alguien salga lastimado”, dijo Laura Ferris, dermatóloga de la Universidad de Pittsburgh y coautora del estudio. Ferris explicó que concibió el estudio cuando un paciente le preguntó sobre las aplicaciones que examinan lunares.

El trabajo aparece en un momento en el que los consumidores en Estados Unidos están adoptando las tecnologías móviles para consultar sobre cuestiones de salud y las aplicaciones se están volviendo cada vez más sofisticadas al tiempo que obtienen una mayor financiación para su desarrollo.

Carne, hueso y bits


Una encuesta publicada el martes pasado encontró que un tercio de los estadounidenses adultos usan recursos provenientes de internet, incluidas las aplicaciones, para diagnosticar problemas de salud. El 41% de ellos dijo que el diagnóstico fue después confirmado por un médico.

En los exámenes tradicionales, los médicos revisan la forma, el color y los bordes de un lunar. el diagnóstico es confirmado o rectificado después por exámenes de laboratorio.

“Si los pacientes están usando aplicaciones que les dicen 'melanoma' o 'no melanoma', se están metiendo en problemas”, Señaló Ken Beer, un dermatólogo de West Palm Beach que no estuvo involucrado en el estudio. “Esto no puede sustituir a un dermatólogo”, agregó.

Los diseñadores de estas aplicaciones aseguran en las instrucciones que lo suyo no es un diagnóstico y que no pretenden reemplaazar a los médicos. Pero pocos usuarios se toman el tiempo de leerlas.

Populares de la sección

Comentarios