El pasado Jurásico de los mamíferos

El reciente hallazgo en China de fósiles de dos especies de este periodo, sugiere que los mamíferos surgieron cerca de 50 millones de años antes de lo que se creía


Con más de 160 millones de años de antigüedad, los fósiles de dos especies del periodo Jurásico en China recientemente descubiertos añade misterio sobre el origen de los mamíferos, según un estudio publicado el miércoles en Nature.

Los análisis de ambos fósiles coinciden en que los primeros mamíferos surgieron entre 40 o 50 millones de años antes de lo que siempre se había pensado, pero difieren en múltiples aspectos en lo que respecta a su evolución y adaptación posterior.

Los dos fósiles hallados muestran el esqueleto, casi completo, de dos criaturas del extinto orden de los haramíyidos, un grupo con gran éxito adaptativo y cuya relación con el origen de los mamíferos ha sido siempre debatida.

El primero de ellos, bautizado con el nombre de Arboroharamiya fue descubierto por un equipo de paleontólogos del Museo de Ciencias Naturales de Estados Unidos y se trata de un animal adaptado a vivir en los árboles.

En la investigación, el equipo estadounidense partió de estudios previos que emparentaban el orden de los haramíyidos con el de los multituberculados, otro orden de mamíferos roedores, también extintos.

Antes de lo pensado


Tras analizar los fósiles de Arboroharamiya, los científicos, encabezados por Jin Meng, concluyeron que las características del esqueleto apoyaban la idea de su relación con los multituberculados y situaban el origen de los mamíferos en una época más temprana de lo que se pensaba hasta ahora.

"Nuestro análisis indica que los mamíferos se desarrollaron muy pronto dentro del Triásico Superior, y se diversificaron en morfología y modo de vida durante el Jurásico, lo que contrasta con otras estimaciones previas", dijo el jefe de la investigación.
Nuestro análisis indica que los mamíferos se desarrollaron muy pronto dentro del Triásico Superior, y se diversificaron en morfología y modo de vida durante el Jurásico, lo que contrasta con otras estimaciones previas", dijo el jefe de la investigación

Meng cree que su hallazgo ayudará a identificar otras especies de haramíyidos a través del análisis de su dentadura, además de mostrar el "complejo patrón de la evolución de los mamíferos, llena de convergencias y reversiones".

El segundo fósil encontrado, descubierto por un grupo de paleontólogos de la Universidad de Bonn, en Alemania, recibió el nombre de Megaconus y, en oposición al anterior hallazgo, sugiere que los haramíyidos no tenían relación con los multituberculados.

Según Zhe-Xi Luo, jefe del equipo que descubrió el fósil del Megaconus, esta especie vivía en tierra y tenía unas características mucho más primitivas que las del Arboroharamiya, especialmente en su mandíbula y tobillo.

Este fósil indica que el origen de los mamíferos es "mucho más diverso, tanto en linajes, como en especies y adaptación", explicó Zhe-Xi Luo. No obstante, según los dos equipos de paleontólogos, todavía se han de realizar más análisis para conciliar los nuevos hallazgos y contribuir, juntos, a ampliar el conocimiento de la evolución temprana de los mamíferos.

Acerca del autor

Comentarios