El pangolín amenazado de Vietnam

A pesar de ser los mamíferos con los que más se trafica en el mundo, muchas personas nunca han oído hablar de ellos

Lucky se arrastra lentamente sobre el heno, desplegando su escamoso cuerpo. A continuación, gira su correosa cabeza un par de veces. Tras decidir que podría ser mejor permanecer en la cama, se deja caer de nuevo sobre el heno. Para un pangolín nocturno, conocido también como oso hormiguero con escamas, como Lucky, la tarde es todavía temprano para levantarse.

Como su propio nombre indica, Lucky es afortunado, ya que está viviendo en un lugar seguro. Exactamente en el centro del Programa de Conservación de Carnívoros y Pangolines, fuera del parque nacional más antiguo de Vietnam, Cuc Phuong.

La mayoría de sus congéneres no tienen tanta suerte. En los últimos años, estos devoradores de hormigas escamosos se han convertido en los mamíferos con los que más se trafica en el mundo.

Provocado por la demanda de su carne y de sus escamas, el número de pangolines ha caído dramáticamente y las ocho especies existentes han sido clasificadas como amenazadas por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Los pangolines chinos y malayos incluso se encuentran en peligro crítico de extinción, es decir, existe un riesgo extremadamente alto de que se extingan en estado silvestre.

Fuerte demanda de China

En Vietnam, es mayor la probabilidad de ver un pangolín servido en un restaurante o en un coche en dirección a la frontera con China, que observarlo en estado salvaje.

Su carne es considerada un manjar entre la creciente clase media de ambos países y sus escamas son ampliamente utilizadas en la medicina tradicional china.

El gran vecino de Vietnam al norte es la mayor amenaza para estos animales, tanto en la región como más allá.

Douglas Hendrie, un asesor técnico de la organización conservacionista Educación para la Naturaleza-Vietnam (ENV, por sus siglas en inglés) estima que alrededor del 90% del contrabando de pangolines a través de Vietnam está destinado a China.

El tráfico ilegal no es penalizado lo suficiente

La lucha contra el comercio ilegal de este escamoso animal es todo un reto. Se han hecho algunos avances en la persecusión de los comerciantes a nivel medio en Vietnam, pero a Hendrie le preocupa que las autoridades aún hagan la vista gorda con los principales actores.

Por otra parte, los esfuerzos locales son inútiles si no se toman medidas a nivel regional.

Hendrie califica a Laos, que comparte una larga frontera con Vietnam, como "un agujero más o menos negro de la persecución penal". Y como si eso no fuera suficiente, de acuerdo con un nuevo informe de la ONG Traffic, Birmania, también conocida como Myanmar, se ha convertido a su vez en un centro de contrabando de esta especie.

Pangolin

"Si pudiera dar un consejo a la población superviviente de pangolines en Vietnam, si tal cosa existe" bromea Hendrie, "sería: ¡escóndanse!"

El programa del pangolín

Como esconderse no siempre es una opción, los ecologistas tratan de salvar a estos mamíferos.

La organización de protección animal, Save Vietnam´s Wildlife (SVW), que dirige el centro donde vive Lucky, ha iniciado un programa para liberar pangolines de su cautividad, ejemplares que, a menudo, han sido confiscados por las autoridades. Aparte de una institución similar en la vecina Camboya, es el único centro de este tipo en toda Asia.

En noviembre, SVW se asoció con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) para liberar 24 animales equipados con dispositivos de seguimiento.

Según Nguyen Van Thai, jefe de SVW, son la primera organización en Vietnam en liberar a pangolines de este modo. "Con ello esperamos aprender más sobre estos animales, su hábitat y tasa de supervivencia".

La liberación de esta especie a su entorno natural es importante porque el cautiverio no les sienta nada bien. Hasta ahora, los programas de cría han tenido un éxito limitado y en el centro de SVW ya han muerto algunos animales.

Conciencia pública y reforma política

A medida que más ejemplares sean liberados en Vietnam, los ecologistas tienen la esperanza de que también aumente la conciencia pública respecto a la situación de esta especie. Con diversos eventos y campañas de información se aspira asimismo ayudar a promover este cambio.

En el Día Mundial del Pangolín, el 20 de febrero, SVW abrirá un nuevo centro, que informará tanto sobre la belleza de los viverrinos como de los pangolines y las amenazas a la que están expuestos.

Según ENV, la percepción pública está cambiando en Vietnam y gracias a una creciente red de informantes locales y a una línea telefónica de 24 horas para los delitos contra la vida silvestre será más fácil combatir el comercio ilegal en el ámbito local.

A su vez, los cambios en la ley vietnamita también han reforzado la protección de estos animales. En el Decreto 160, una nueva ley, que entró en vigor en enero de 2014, los pangolines han pasado de "especie secundaria a especie en peligro de extinción totalmente protegida" explica Hendrie. Asimismo, afirma que esto ha provocado una disminución de los delitos relacionados con los pangolines en los últimos dos años.

Nguyen Phuong Dung, vicepresidente de ENV, lo confirma: "antes de esta ley, un pangolín era directamente entregado a las autoridades locales después de ser confiscado".

Pero esto, a menudo, daba lugar a que los pangolines fueran puestos de nuevo a la venta, y murieran tarde o temprano.

Según Nguyen Phuong Dung, gracias a la nueva ley, ahora los pangolines terminan en centros como el de Cuc Phuong.

Hendrie está de acuerdo: "la ley nos ha brindado la munición que necesitábamos por parte de la vía penal para poder tener un impacto real sobre el terreno".


Fuente: Deutsche Welle