El otro lado oscuro de los drones

El voyeurismo y acoso virtual también son posibles gracias al uso de los aviones no tripulados de los que tanto se ha discutido esta semana. En Estados Unidos temen por el aumento de su disponibilidad
La vista de un drone en vuelo seguramente se vuelva un evento regular en Estados Unidos en los próximos años. Pero el ascenso de la tecnología no tripulada podría llevar a nuevos crímenes como “acecho por drone” y “violación de la propiedad privada por drone”, según se le comentó a los legisladores.

Un reporte del Servicio de Investigación del Congreso publicado la semana pasada, titulado “Integración de los drones en el espacio aéreo doméstico: selección de problemas legales”, expone las muchas áreas contenciosas alrededor de los aviones no tripulados. Se advierte de que en el futuro, con el aumento de la disponibilidad civil de los drones, la tecnología podría ser empleada para cometer varias ofensas. Por ejemplo, vecinos usando drones para infiltrar los jardines de otros como una forma de acoso o voyeurs usando estas máquinas con cámara y micrófono incorporados para fotografiar mujeres y escuchar las conversaciones de otras personas.

“Crímenes tradicionales como el acoso, el acecho, el voyeurismo y la intervención de teléfonos podrían ser todos cometidos a través del manejo de un drone”, afirma el reporte. “Con los drones introducidos cada vez con mayor profundidad en el espacio aéreo nacional, los tribunales tendrán que incluir esta nueva forma de tecnología dentro de su jurisprudencia y los legisladores tendrán que enmendar estos varios estatutos para incluir expresamente los crímenes cometidos con un drone”.

Particularmente notable es una sección en el reporte titulada “Derecho a proteger la propiedad privada de la violación de drones”. Resume que en ciertas instancias, bajo una sección de las leyes de agravios, “un propietario no sería responsable frente al dueño de un drone por daños resultantes accidentalmente del quitarlo de su propiedad”. Esto no quiere decir necesariamente que usted pueda “usar la fuerza” –como bajarlo de un tiro– si alguien vuela un avión no tripulado por sobre su propiedad. Pero sí significa que usted puede sacar un drone de su propiedad sin recurrir a la fuerza y, si fuera “accidentalmente” dañado en el proceso, usted podría no estar en problemas. Aunque, por supuesto, sería difícil establecer si los daños fueron intencionales o accidentales en un juicio, así como también podría ser difícil determinar si de hecho el drone estaba violando la propiedad en primer lugar.

El futuro cercano


Puede que estos temas parezcan hipotéticos hoy, pero probablemente pasen a primer plano en un plazo relativamente corto. El año pasado, el Congreso encomendó a la Administración Federal de Aviación (FAA en inglés) la integración segura de drones al sistema de espacio aéreo nacional para setiembre de 2015. Las agencias de seguridad de las fronteras ya están empleando drones de estilo militar como el Predator para conducir vigilancias de las zonas fronterizas, y algunos departamentos de orden público también las han usado. Las agencias federales, estatales y locales deben obtener autorización de la FAA para volar drones grandes estilo Predator, los que solo pueden ser utilizados en espacios aéreos designados. Pero la regulación con las aeronaves pequeñas son menos estrictas y, mientras se vuelven populares y costeables, los conflictos legales parecen inevitables.

Los drones han generado amplias preocupaciones sobre privacidad. Incluso un artista de Nueva York desarrolló recientemente una “capucha a prueba de drones” para evadir los ojos voladores en el cielo. En este momento los congresistas están proponiendo una cantidad de proyectos de ley con el objetivo de abordar el tema de la vigilancia drone. En diciembre, por ejemplo, el diputado Ed Markey del distrito de Massachusetts, introdujo la ley de "Privacidad y transparencia de aeronaves drone", que incluye cláusulas que requerirían a la FAA la creación de un sitio web público donde se listen todas las locaciones de vuelos drone. Markey también llamó a la agencia a “proveer mayores guías y limitaciones” en los drones en Estados Unidos.

Por supuesto, es fácil descartar las chances del proyecto de Markey de ser votado como ley. Pero con advertencias acerca de un futuro “acoso drone”, tal vez esté a punto de recibir un impulso en el apoyo.

Populares de la sección

Comentarios