El nuevo satélite artificial de Marte

La sonda Maven ya está orbitando el planeta rojo con el objetivo de estudiar los cambios climáticos a lo largo de su historia


 

La sonda Maven de la NASA comenzó a orbitar este domingo en torno a Marte, en el marco de una misión científica para conocer cómo se modificó en el tiempo el clima del planeta rojo, dijo la agencia espacial estadounidense.

"Basándonos en los datos observados de navegación, enhorabuena. Maven está ahora en órbita", dijo Dave Folta, del centro Goddar de vuelos espaciales de la NASA. Los aplausos retumbaron en la sala de control de la misión del Jet Propulsion Laboratory (JPL), en Pasadena, California.

Maven (Mars Atmosphere and Volatile Evolution) ingresó en la órbita marciana a las 02H24 GMT, precisó el JPL. El ingreso se produjo tras el encendido de los motores de la sonda durante una treintena de minutos para frenar su velocidad.

La sonda no tripulada de 2,45 toneladas fue lanzada en noviembre de 2013 desde Cabo Cañaveral en Florida (sureste de EEUU), de modo que viajó durante más de diez meses y recorrió 711 millones de km para acercarse a Marte con el propósito de estudiar todas las capas de su atmósfera.
Como primer vehículo en estudiar la alta atmósfera de Marte, Maven incrementará claramente nuestra comprensión de la historia de la atmósfera marciana y cómo ha cambiado el clima durante el tiempo”, dijo el jefe de la Nasa, Charles Bolden

Los datos de Maven ayudarán a los científicos a comprender qué sucedió con el agua en Marte y el dióxido de carbono de su atmósfera hace varios miles de millones de años y cómo se modificó su clima desde uno caluroso y húmedo a uno frío y seco.

Cómo perdió Marte su atmósfera es uno de los más grandes misterios de la ciencia. Las respuestas de Maven podrían arrojar luz sobre la capacidad del planeta para albergar vida (aun cuando fuera vida microbiana) hace mucho tiempo.

Asimismo, los descubrimientos de la sonda podrían aportar conocimiento sobre cómo podrían sobrevivir los humanos en una futura visita al planeta rojo, quizá para 2030.

Tras varias semanas calibrando sus instrumentos, comenzará una misión de un año para estudiar los gases de las capas superiores de la atmósfera de Marte, a unos 6.000 kilómetros de la superficie, y cómo esta interactúa con el Sol y los vientos solares. Además, habrá lecturas a otros niveles más cercanos al suelo marciano.

La conquista marciana


En los últimos años, la NASA ha enviado varias sondas a Marte. El vehículo robotizado Curiosity, por ejemplo, está explorando la superficie y envía datos sobre el medio que ya establecieron que en un pasado remoto existieron condiciones para albergar vida, al menos microbiana.

"Como primer vehículo en estudiar la alta atmósfera de Marte, Maven incrementará claramente nuestra comprensión de la historia de la atmósfera marciana y cómo ha cambiado el clima durante el tiempo, así como el impacto sobre la evolución del ambiente en la superficie y la habitabilidad potencial del planeta", destacó el domingo en un comunicado el jefe de la Nasa, Charles Bolden.

"Marven también permitirá preparar mejor las futuras misiones tripuladas al planeta rojo en los años 2030", agregó.

"El conjunto de instrumentos a bordo de Maven tienen el propósito de encontrar las piezas faltantes del puzzle de la historia de Marte", había destacado David Mitchell, el jefe de este proyecto en la Nasa, quien recordó que "todas las demás misiones a Marte hasta el presente (...) se concentraban en la superficie de Marte".

El proyecto Maven costó 671 millones de dólares, está dotado de ocho instrumentos, entre ellos un espectrómetro de masa para determinar las estructuras moleculares de los gases atmosféricos y el sensor SWEA (Solar Wind Electron Analyser), puesto a punto por el Instituto Francés de Investigación en Astrofísica, que analizará el viento solar.

Al final de esta semana, una sonda india también se pondrá en la órbita del planeta rojo. Se trata de la primera sonda orbital india enviada a Marte para buscar allí rastros de la existencia de vida.

Comentarios