El nuevo aficionado a la fotografía

Los celulares y la difusión masiva por Internet han revolucionado la industria fotográfica, que ahora se adapta a las nuevas exigencias de sus consumidores
La digitalización de la fotografía y su difusión masiva a través de Internet han traído consigo un nueva generación de aficionados al arte de hacer instantáneas, algo que ha llamado la atención de los fabricantes ópticos, que ahora adaptan parte de su tecnología a este nuevo tipo de cliente.

Entre las características de este nuevo colectivo destaca su predisposición a utilizar tecnologías baratas, con prestaciones asequibles e intuitivas, que permitan dar rienda suelta a la creatividad de cada usuario.

"Iphoneografía"


La aparición de los smartphones y, en particular, del iPhone, ha revolucionado, entre otras cosas, la manera de hacer fotografía, tanto entre aficionados como profesionales.

Para algunos fabricantes como Canon, hacer fotos con el celular "es una manera de que los usuarios se enganchen a tomar instantáneas y después demanden una cámara con unas prestaciones adecuadas", dijo la experta de producto de esta compañía, Pilar Sanz.
La aparición de los smartphones ha democratizado la fotografía", dijo el arquitecto y miembro de FIE, Luis Rodríguez

El periodista y fotógrafo Ramón Peco opina que el potencial de iPhone como "cámara social" reside en que permite publicar las fotos instantáneamente en cualquier red social o web, eludiendo, no solo el mundo del papel, sino los procesos de mudar las fotos a través de un cable o tarjeta a la computadora.

De hecho, existen colectivos como Fotógraf@s de iPhone Españoles (FIE), aficionados a tomar fotos urbanas con sus teléfonos y que ven en este género la gran ventaja de la rapidez y la comodidad a la hora de captar los diferentes momentos.

"La aparición de los smartphones ha democratizado la fotografía", dijo el arquitecto y miembro de FIE, Luis Rodríguez, que ve en la "iphoneografía" un movimiento artístico que puede expresar sentimientos y emociones de una forma "tan válida como lo hace la fotografía tradicional".

"Pretendemos compartir y enseñar procesos de creación mediante la aceptación de los diferentes estilos fotográficos", dijo Rodríguez, para quien más que conocimientos previos de fotografía, "se requiere tener un buen ojo fotográfico".

Adaptarse a los nuevos tiempos


Los fabricantes del sector tratan de adaptarse a marchas forzadas a la nueva situación y desarrollan cámaras que, además de ofrecer las prestaciones de conectividad de un smartphone, no renuncien a la condición de cámara de altas prestaciones.

Por ejemplo, Samsung ya cuenta con una gama de cámaras digitales con conectividad wifi incorporada, lo que permite compartir al instante imágenes y contenidos, mientras que Panasonic ofrece modelos Lumix para 3D y con fácil manejo mediante pantallas táctiles.
A pesar de no tener las especificaciones de las cámaras profesionales, el usuario puede conseguir instantáneas con la misma calidad", afirmó Pilar Sanz, experta de producto de Canon

También Canon presentó en julio su nuevo modelo EOS M, con otras prestaciones interesantes como la de no llevar espejo, ser muy compacta, dar la calidad fotográfica de una réflex y ser fácil e intuitiva de usar. El jefe de producto de réflex de Canon en España y Portugal, Jaime Joaquim, dijo que la nueva cámara "puede llegar a un público muy amplio, no necesariamente especializado en fotografía, que podrá disfrutar de mayor libertad creativa a la hora captar los momentos en su lente".

En esta línea, Pilar Sanz apunta que, a pesar de "no tener las especificaciones de las cámaras profesionales, el usuario puede conseguir instantáneas con la misma calidad".

Los expertos auguran un panorama de auténtica revolución fotográfica con la llegada al mercado aficionado de tecnologías como las tres dimensiones, la alta definición, las técnicas que permiten imprimir y ver fotografías en relieve y la conectividad wifi.

Populares de la sección

Comentarios