El mundo rompe otro récord climático

En marzo de 2015 la Tierra alcanzó su máximo nivel histórico de emisiones de dióxido de carbono, uno de los causantes directos del calentamiento global
Científicos del gobierno estadounidense dijeron ayer que las concentraciones globales de dióxido de carbono (CO2) alcanzaron un promedio récord en el mundo de 400 partes por millón (ppm) en marzo.

“Por primera vez desde que registramos el dióxido de carbono en la atmósfera mundial, la concentración mensual de este gas de efecto invernadero superó las 400 partes por millón en marzo de 2015”, informó la agencia estadounidense National Oceanic and Atmospheric Administration, (NOAA).

En abril de 2014, las concentraciones mensuales de CO2 en la atmósfera habían superado las 400 ppm pero solo en el hemisferio norte, su nivel más alto en los últimos 800 mil años, señaló entonces la NASA.
Por primera vez desde que registramos el dióxido de carbono en la atmósfera mundial, la concentración mensual de este gas de efecto invernadero superó las 400 partes por millón en marzo de 2015” informó la agencia estadounidense National Oceanic and Atmospheric Administration, (NOAA)

Los científicos anunciaron que el dióxido de carbono superó la barrera de 400 ppm (número de moléculas de gas por millón de moléculas de aire seco) por primera vez en el Ártico en 2012. La misma cifra alcanzó en mayo de 2013.

Pero lo que sucedió en marzo pasado se produjo en todo el mundo durante la totalidad del mes, lo que lo hace más significativo el dato.

“Alcanzar un promedio de 400 partes por millón a nivel mundial era solo una cuestión de tiempo”, dijo el científico Pieter Tans, quien lidera la red mundial sobre gases de efecto invernadero de la NOAA, Global Greenhouse Gas Reference Network. “Haber alcanzado las 400 ppm es una mojón significativo”, agregó.

La NOAA basó su anuncio en datos tomados de 40 locaciones dispersas por el mundo y que están dispuestos en islas remotas así como sobre barcos de carga. Estos lugares están alejados de sitios contaminados, lo que permite calcular los datos con mayor objetividad.

En constante crecimiento


Tans precisó que las cantidades de C02 aumentaron en más de 120 ppm desde la era preindustrial. “La mitad de este aumento se produjo desde 1980”, advirtió.

Desde 1958, el incremento de la emisión de dióxido de carbono se ha producido a un promedio de 2 ppm por año, lo que se estima que es producto de la actividad humana.

En grandes cantidades, el CO2 es un potente y peligroso gas de efecto invernadero producido por actividades humanas entre las cuales se encuentran la combustión de energías fósiles como el carbón y el petróleo, y la deforestación.

Los gases de efecto invernadero absorben y redirigen la radiación solar que refleja en la Tierra, y que en circunstancias normales volvería al espacio.

Los científicos aseguran que el aumento de las partes de CO2 por millón produce entre otros un aumento de las temperaturas en la Tierra y un desorden del clima.

¿Es reversible?


Las crecientes emisiones globales de CO2 pueden reducirse, pero son necesarias bajadas graduales de estas emisiones con el objetivo de llegar a emisiones “negativas” para el fin de este siglo, algo que parece ser difícil.

En un comunicado de prensa, James Butler, director de la división de monitoreo global de la NOAA, dijo que “la eliminación del 80% de las emisiones de combustibles fósiles detendría esencialmente el incremento del CO2 en la atmósfera, pero las concentraciones de CO2 no bajarán hasta después que se hagan mayores reducciones, e incluso entonces el descenso sería lento”.

A fin de año se realizará una cumbre en París sobre el calentamiento global, donde seguro estos datos serán tenidos en cuenta.

Populares de la sección

Comentarios