El mundial de fútbol más lento

Se está jugando en Ciudad de México la RoboCup, un campeonato anual donde los robots se entrenan para competir contra los campeones FIFA en 2050
Basado en The Washington Post - Bloomberg

 



El jugador patea la pelota ante la mirada desatenta de dos defensas. La bola rueda y queda a centímetros de la línea del arco y del golero, que permanece parado inmóvil, con los brazos abiertos. El delantero avanza hacia allí, se acomoda para pegarle con la zurda y convierte el gol. Son 20 segundos eternos y de gran torpeza, pero que implican horas de trabajo de algunos de los mejores especialistas en robótica del mundo.

Desde el lunes y hasta el domingo se desarrolla en Ciudad de México la RoboCup, el campeonato anual de fútbol de robots. Allí, especialistas de todo el mundo muestran sus creaciones deportivas en cinco categorías, incluyendo humanoide y plataforma estándar, en la que todos los competidores utilizan el mismo equipo básico (un Aldebaran Nao), pero lo programan con su propio software.

El objetivo es ir mejorando hasta tener un equipo ganador de la RoboCup que pueda jugar contra los campeones de la Copa Mundial FIFA en un partido oficial en 2050.

Por lo pronto, los jugadores profesionales no tienen que preocuparse por el desempleo. El fútbol de robots es lento (muy lento) y sus jugadores viven cayéndose en situaciones tan inverosímiles como divertidas de ver.

Práctica para ligas mayores


Detrás de su torpeza, este juego es una excusa para desarrollar y probar algunas de las innovaciones más prácticas y revolucionarias de la robótica.

Desde que se organizó el primer RoboCup oficial, en 1997, las máquinas construidas para el torneo han tendio avances espectaculares, dando lugar a los robots que algún día podrán tomar las armas en los campos de batalla, rescatar gente de áreas de desastre, controlar incendios y realizar el trabajo doméstico.
La mayoría de la tecnología construida para la RoboCup es la tecnología que tenemos que utilizar en otros contextos"

“La mayoría de la tecnología construida para la RoboCup es la tecnología que tenemos que utilizar” en otros contextos, dijo Dennis Hong, profesor que lidera el equipo de robótica de Virginia Tech, Team RoMeLa, mayor ganador de la Robocup 2011.

La visión, autonomía, equilibrio, capacidad de coordinar acciones y locomoción estable son tan importantes dentro del campo de juego como fuera de ella, sobre todo cuando se trata de la utilización de robots para tareas peligrosas.

Este campeonato también ha tenido repercusiones en el ámbito comercial. A principios de este año, Amazon compró Kiva Systems, una compañía que crea robots operarios, los cuales trabajan en depósitos ordenando productos en estanterías y cajas. Su fundador, Mick Mountz, tuvo la idea mientras miraba este mundial de fútbol robótico.

Y, en un futuro, RoboCup quizá pueda repercutir en el mundo del espectáculo, cuando los futbolistas de carne y hueso salgan a jugar contra sus pares de metal y tuercas.

 


Futbolistas celestes


Si bien un grupo de estudiantes de grado de Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República trabajó el año pasado para llegar a RoboCup 2012, no pudieron tener el equipo entero de robots humanoides prontos para la fecha, contó Federico Andrade, docente de dicha institución y organizador de Sumo.UY.

Este evento de robótica donde el sumo entre máquinas es el eje, tendrá una nueva edición este año en Ingeniería del 3 al 6 de octubre. Andrade dijo que los estudiantes seguirán entrenando a sus futbolistas robóticos para competir en 2013 en Países Bajos.


Comentarios