El monopolio de Google, última parte

La Comisión Europea aceptó la última propuesta del gigante de internet para subsanar problemas de competencia, poniendo fin a una investigación que data de 2010
La Comisión Europea anunció este miércoles que aceptó las últimas correcciones propuestas por Google para remediar las demandas de abuso de posición dominante en el mercado de búsquedas comerciales online, lo que pone fin a una investigación comenzada en 2010.

"Mi misión es proteger la competencia en beneficio de los consumidores, no de los competidores", indicó el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia. "Creo que la nueva propuesta de Google tras largas y difíciles conversaciones merecen ahora la atención de la Comisión", indicó.

La Comisión investiga a Google desde 2010 por abuso de posición dominante denunciada por los competidores del gigante estadounidense de internet.
Mi misión es proteger la competencia en beneficio de los consumidores, no de los competidores", dijo Almunia, comisario europeo de Competencia

Según la Comisión, en su propuesta, Google "aceptó garantizar" que al mismo tiempo que promociona sus propios servicios de búsquedas comerciales "los servicios de tres rivales, seleccionados a través de un método objetivo, serán dispuestos de una manera clara y visible para los usuarios y comparable a la manera en que Google presenta sus propios servicios."

Esto resuelve una de las demandas clave de los competidores de la empresa, entre ellos Microsoft, que criticaban que Google ponía en evidencia sus propios servicios y dejaba a los demás en desventaja.

La propuesta de Google "ofrece a los usuarios verdaderas opciones entre servicios que compiten entre sí y que son presentados de manera comparable", añadió Almunia.

"Haremos significativos cambios a la manera en que Google opera en Europa", indicó Kent Walker, portavoz de Google.

"Trabajamos con la Comisión para responder a sus preocupaciones y esperamos resolver este tema", agregó Walker en un breve comunicado.

Tercera parte


Los 14 demandantes podrán ahora comentar las propuestas de Google antes de que la Comisión tome una decisión final en los próximos meses para definir si hace que los compromisos del gigante estadounidense sean legalmente obligatorios. Si es el caso, el gigante de internet evitará sanciones que podrían ascender a varios miles de millones de euros.

ICOMP, que reagrupa a empresas del sector, indicó en un comunicado que los compromisos de Google deberían ser monitoreados por una tercera parte, ajena al sector, para que se garantice su efectividad.
Sin una tercera parte, Google engañará a Almunia", dijo David Wood, consejero legal de ICOMP

"Sin una tercera parte, Google engañará a Almunia", indicó David Wood, consejero legal de ICOMP. Por su parte, la Comisión propone designar a un organismo para monitorear el tema.

"Al recibir las primeras propuestas de Google, los ensayos de mercado demostraron sus imperfecciones y la Comisión simplemente las rechazó", añadió. "¿Por qué Almunia escogió ignorar el consejo del mercado en esta ocasión", indicó Wood.

La Comisión dijo que Google ya hizo "concesiones significativas" para subsanar las acusaciones de sus competidores. Entre ellas, con los proveedores de contenidos que pueden optar por no permitir el uso de su contenido en los buscadores especializados de Google sin que sean penalizados por la compañía. También se comprometió a no imponer contratos de exclusividad en sus acuerdos de publicidad.

Antecedentes


La Comisión ya había manifestado en dos ocasiones el año pasado su rechazo a los compromisos propuestos por Google, que estimaba insuficientes y cuyos competidores juzgaban que solo reforzaría al gigante de internet.

A mediados de enero Almunia había exhortado a Google a hacerle rápidamente nuevas propuestas, amenazando en el caso contrario con iniciar el procedimiento de infracción que podía desembocar en sanciones financieras de hasta 10% del volumen de negocios global de la empresa y exponía a Google a casi 4.000 millones de euros de multa.

La negociaciones que se llevaron a cabo en enero entre Google y la Comisión "fueron muy intensas", reconoció Almunia este miércoles.

La asociación europea de defensa de los consumidores, Beuc, estimó que la Comisión "incumplió, de lejos, el objetivo de ofrecer una elección justa a los consumidores".

Por su parte la asociación europea de editores de prensa ENPA sostuvo que las propuestas de Google "no ponen un término a la promoción de sus propios servicios, sino que hará que sean legales".

Acerca del autor

Comentarios