El “mal de los reyes” en el siglo XXI

Aunque nunca llegó a desaparecer, la enfermedad que afectó al rey Enrique VIII, Miguel Ángel y Benjamín Fraklin cobra un nuevo empuje en Estados Unidos
La enfermedad de la gota parece ser “muy siglo XVIII”. Sin embargo, tal como dice un artículo de la revista The Atlantic, esta afectación era tan común entonces como ahora, tres siglos después.

Según un estudio publicado en la revista Nature, la enfermedad que alguna vez se asoció de forma no tan acertada con los reyes, más específicamente, con el rey Enrique VIII, se ha revitalizado.

Versión 2.0


Son varios los factores que conducen a este mal, que es una de las variantes de artritis inflamatoria, causada por un exceso de ácido rico en la sangre. Cuando el riñón deja de procesar el ácido úrico de forma correcta, este último se queda en la sangre y puede llegara a producir cristales duros en las articulaciones, lo que provoca inflamación, enrojecimiento y dolor en el dedo gordo del pie.

“Es problable que existan otras razones por als cuales el ácido úrico está creciendo en nuestra población. Nuestros estiudios sugieren que se debe en parte a la ingesta de azúcar y jarabe de maíz”, dijo a The Atlantic Richard Jonson, quien encabeza la división de Enfermedades Renales e Hipertensión en la Universidad de Colorado, Estados Unidos.

Los casos de la gota se han multiplicado por dos en las últimas dos décadas. En 2011, la enfermedad afectaba a 8,3 millones de estadounidenses, es decir, al 4% de la población de ese país.

La obesidad, el colesterol, la diabetes y la hipertensión predisponen a las personas a padecer la gota. Johnson explicó, además, que algunas de estas personas desarrollan altos niveles de ácido úrico en la sangre incluso antes de contraer obesidad o diabetes.

Entre las recomendaciones para prevenir este padecimiento se encuentra el control de la dieta, disminuir la ingesta de alcohol –especialmente de cerveza–, realizar ejercicio e hidratarse bien.

 


Comer como reyes


La gota era conocida como el "mal de los reyes" por estar vinculada a una dieta opulenta, rica en carne, azúcares y grandes cantidades de alcohol. Sin embargo, el rey Enrique VIII no fue el único personaje histórico que la padeció.

La extensa lista incluye a personalidades como Alejandro Magno, Carlomagno, Miguel Ángel y Piero de Medici, de la famosa familia fiorentina, a quien llamaban "el gotoso", por motivos obvios.

En 1780, Benjamín Franklin escribió un diálogo entre él y "la señora gota", a la que le preguntaba: "¿Qué he hecho yo para merecer estos sufrimientos crueles?". La gota respondió: "Muchas cosas, que hayas comido y bebido con demasiada libertad y sido demasiado indulgente con esas piernas tuyas en su indolencia".


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios