El lenguaje universal de los emojis

Los emoticones se convirtieron en una mejor manera para expresar quiénes somos y qué pensamos
La comunicación por medio de imágenes ha estado presente a lo largo de toda la Historia. Los emojis son la forma contemporánea de decir algo sin tener que bajarlo al papel o a la computadora. Una vuelta del lenguaje que en la actualidad se impone con fuerza favorecido por las redes sociales y las apps de mensajería. Los emoticones dicen mucho de nosotros y el uso de ellos determina, además, el tipo de comunicación que se tiene con el interlocutor.

Por el momento, no existe ningún estudio que explique cuáles son "las sinapsis neuronales" que se activan cuando se envía un emoji a través de las aplicaciones de mensajes de texto, ya sea un paraguas porque llueve, un conejo, una caña de pescar, un salvavidas, un tractor, una iglesia con un corazón al lado o un wáter. Sí se sabe que estos dibujos son capaces de transmitir información de una forma sintética y que, gracias a una convención cultural, los usuarios se han puesto de acuerdo –más o menos; al fin y al cabo, el rostro con los dientes apretados deja un hueco para la interpretación– en su significado, sin necesidad de ningún aval científico.

Para el semiólogo Richard Danta, profesor del Departamento de Comunicación de la Universidad Católica, los emoticones son la manifestación contemporánea de la tendencia humana a representar sus emociones y pensamientos a través de imágenes. Aseguró que pese a que nuestra sociedad occidental se ha caracterizado por priorizar la palabra, tanto hablada como escrita, las imágenes siempre "nos han acompañado y han cumplido un papel socializador, comunicacional y expresivo tan importante como el lenguaje".

Se trata de una comunicación no verbal muy metida en la sociedad que ahora es reforzada por los emojis. "Gran parte de la comunicación humana es no verbal. Los emoticones añaden al texto de los mensajes esa noción dado que allí no se espera hacer un largo y trabajoso ejercicio literario para describir emociones", dijo a Cromo el argentino Ariel Torres, lingüista y especialista en tecnología.

La historia de las caritas

El responsable de la fiebre por los emojis es el japonés Shigentaka Kurita, el diseñador de las primeras caritas para celulares en 1999. Se inspiró en el manga, las señales de tráfico y algunos caracteres del alfabeto chino. Pero el título de padre informático le cae a Scott Fahlman, investigador de inteligencia artificial de la Universidad de Carnegie Mellon (EEUU), quien en 1982 desarrolló emoticones para computadoras para dar a entender que estaba haciendo una broma en un mail.

Pero, en realidad, Fahlman no fue el primero en plantear la idea de representar emociones por medio de signos gráficos especiales. Ambrose Bierce lo propuso en 1912 y Harvey Ball diseñó el universal smiley –el círculo amarillo con dos óvalos por ojos y una amplia curva sonriente– en 1963.

A finales de la década de 1990, el japonés Kurita no tenía idea del nivel de popularidad mundial que alcanzarían sus emoticones. Este diseñador solo buscaba una forma simple de comunicación por medio de celulares, cuyas pantallas eran más chicas que las actuales. "El emoticón resultó bastante útil cuando había que enviar mensajes de contenido breve y que, al mismo tiempo, fueran fáciles de entender en pantallas pequeñas, ya que permitía introducir más información en ese texto", comentó Torres.

Emojis


El 92% de las personas que suelen estar online echan mano a los emojis para expresarse; y un tercio de ellos lo hace todos los días, según un estudio de abril pasado de Ibidon, una firma estadounidense que interpreta información lingüística.

En Instagram, casi la mitad de las posteos van acompañados por algún emoji, una tendencia que comenzó en 2011 cuando iOS añadió emoticones a su teclado. Esto explotó al sumarse Android dos años más tarde. Existen unos 800 emojis aceptados por el Consorcio Unicode, la organización dedicada a establecer los teclados de emojis en todo el mundo (ver Qué se tiene en cuenta).

¿Y cuál es la razón del éxito? En palabras de Roberto Balaguer, psicólogo especializado en nuevas tecnologías, los emojis marcan la tendencia de una comunicación cada vez más icónica y evidencian la necesidad de paliar las dificultades del uso exclusivo del texto. "Para mucha gente, un ícono puede solucionarle lo que quiere decir, lo que no puede comentar con palabras. El ícono expresa determinada forma de sentirse", señaló.

Reflejo del carácter

Los emojis dicen mucho sobre la forma de ser de cada usuario y sobre la situación por la que atraviesan. El experto en lingüística y jefe de Ibidon, Tyler Schnoebelen, dijo a la revista Wired haber descubierto por qué tanta gente utiliza el emoji de la calavera. Luego de analizar un millón de posteos en las redes sociales que contenían este pictograma, subrayó que cuando el usuario se refiere a su propio teléfono hay 11 veces más posibilidades de que utilice una calavera. Aunque suene raro, para Schnoebelen tiene sentido. Los celulares forman parte de nuestra vida social y nos mantiene conectados a ella. Cuando no funcionan bien, no tienen batería o hay mala señal, muchos usuarios quedan al borde del colapso. "Cuando no tienes acceso a tu teléfono o nadie te manda un mensaje, estás socialmente muerto", aseguró. Por tanto, se usa un emoticón que encaja con esa metáfora: una calavera.

Schnoebelen agregó que entre los 20 emoticones más usados, casi todos son corazones, sonrisas y gestos con las manos, especialmente, aquellos que evocan emociones. En 2015, el Oxford English Dictionary determinó que la palabra del año había sido la carita que llora de la risa, un símbolo que se utiliza nada menos que mil millones de veces al día en Twitter.

Para Torres, el uso de emoticones dicen "muchas cosas" de la persona. En primer lugar, que tiene "algo de experiencia" en la comunicación vía internet. "Si abusa de los emoticones, si usa siempre los mismos, si tiende a contestar con emoticones para evadir una respuesta concreta... todo eso también habla de la persona", insistió.

En ese sentido, para Balaguer, los emojis bien pueden contener un "carácter biográfico". "Con lo que más utiliza se puede realizar el perfil de alguien. Cada vez más es más fino lo que podés transmitir (con los emoticones). Cada palabra empieza a encontrar su emoji que lo represente", agregó el psicólogo.


Emojis

Para el semiólogo Danta, usar palabras para comunicarse suele ser percibido por quien recibe el mensaje como un abordaje más "racional", más articulado y más controlado. "En realidad, el lenguaje no implica una comunicación más controlada, pero la percepción social asocia la palabra hablada a la racionalidad", matizó. Mientras que quien utiliza imágenes "aparece como más expresivo y más auténtico".

Nueva forma de expresión

De acuerdo a la empresa Swyft Media, uno de cada siete mensajes que circulan por las redes sociales incluye algún emoticón. Algunos discuten que esta forma de lenguaje confabula con la capacidad expresiva de la población, en especial, la de los jóvenes. Para otros, es una nueva manera de expresar emociones y sentimientos, y hay que aprovecharla. Más que remplazar las palabras en la comunicación digital, mejora el intercambio entre las personas.

Danta indicó que los emoticones son, simplemente, una forma más de comunicarse y su uso no necesariamente implica una pérdida en la capacidad articuladora y expresiva de los usuarios. "Cuando se dice que la utilización extensiva de emoticones demuestra una pérdida de la capacidad comunicativa, se está asumiendo que el lenguaje (escrito) es la principal forma de comunicación del ser humano, pero no necesariamente es así. La jerarquía de una forma comunicativa sobre otras es un tema de prestigio social que responde a condicionantes ideológicas y políticas, más que al potencial comunicativo intrínseco de las materialidades semióticas", explicó a Cromo.

Además, según Torres, los emojis ayudan a ser concisos, algo clave en la mensajería instantánea. Un emoticón dice lo que, de otro modo, requeriría varios párrafos. Por lo tanto, no hay tiempo ni es adecuado escribir tanto. "Simplemente, los emoticones son el lenguaje humano (algo único en la naturaleza) haciendo lo que mejor sabe hacer. Es decir, comunicar de forma eficiente sin importar las condiciones. Los humanos hemos sido capaces de comunicar escribiendo en piedra, 5.000 años atrás, y también en la pantalla del celular". En conclusión, los emojis "son un acierto, no una limitación".

Más diversidad

Emojis diversos

Progreso. La primera generación de emoji estaba compuesta por pictogramas exclusivamente amarillos. Recién en 2015 apareció la capacidad de variar el tono de piel; así también como emojis para parejas homosexuales y familias monoparentales. Este año se avanzó en la representación de las mujeres. Facebook añadió recientemente emojis de surfistas femeninas, nadadoras y policías, entre otras. También incluyó un emoji sin sexo definido. Google, por su parte, aboga por la inclusión de mujeres trabajadoras: ingenieras, agricultoras, profesoras o médicas, entre otras profesiones. "El movimiento de igualdad de la mujer en el mundo es cada vez mayor, por lo que es ya momento de crear estos emojis", se lee en la exposición de motivos presentada ante el Consorcio Unicode.

Qué se tiene en cuenta

Selección Consorcio Unicode es la organización creada a fines de los años de 1980 para estandarizar cada carácter que se envía de una computadora –o celular– a otra y es un jugador clave a la hora de ofrecer nuevos emojis al público.

Al momento de decidir los nuevos emojis, la entidad considera algunos factores claves: su compatibilidad, su frecuencia de uso, si se justifica su existencia o si su uso será solo anecdótico y la conexión que se le puede llegar a dar a una serie de emojis relacionados entre sí. Personalidades, deidades y logos están fuera del mapa de la organización.

emoji rifle.jpg

La revisión de cada lote de emojis toma meses. Por ejemplo, el emoji de rifle no fue incluido en la última actualización de Unicode 9.0. El arma estaba enlistada como candidata junto con ilustraciones para selfi, hombros arriba, tambor y un payaso inquietante. La decisión de eliminar el rifle se tomó en una reunión en mayo. Apple fue la primera empresa en sugerir su eliminación y dijo que no lo incluiría en sus sistemas operativos. Luego se sumó Microsoft. También fue eliminado un emoji llamado "pentatlón moderno" que muestra a un hombre disparando una pistola.


Acerca del autor